La cosecha de aceituna en el Tiétar duplicará la del año pasado

Eduardo Cantalapiedra
-

Las cooperativas de este comarca del sur de la provincia prevén una campaña buena en cantidad y calidad

Descarga de las aceitunas desde un remolque para su pesaje. - Foto: Fernando Chinarro Fuentes

La campaña de recogida de la aceituna este año en el Valle del Tiétar será mucho más prolífera que la de 2012, según las primeras estimaciones de los responsables de las principales almazaras de la zona, que se muestran optimistas no sólo por la cantidad que se espera recoger, que podría doblar la del año pasado, sino por la calidad de la aceituna.
Y eso que esta campaña comenzaba a principios de diciembre con cierta preocupación entre los productores de esta comarca situada al sur de la provincia, ya que en las almazaras únicamente pueden envasar aceite virgen o virgen extra y temen que la nueva normativa, que establece que además de los análisis que se realizan del producto en los laboratorios, se realice otra comprobación organoléptica por por parte de catadores profesionales, pueda concluir en la clasificación de un aceite como lampante.
Aunque se podría decir que todavía están casi al principio de la campaña de recogida, en la Cooperativa Cosecheros de Aceituna El Puente de Arenas de San Pedro, que aglutina a más de 700 socios, tienen unas perspectivas muy alagüeñas, pues esperan procesar más de 3,5 millones de kilos de aceituna. Ycomo las expectativas apuntan a la obtención de un aceite de oliva virgen extra, la propia cooperativa ha suministrado las mantas de recolección para que la aceituna sean recogidas directamente del árbol, aunque obviamente, las caídas al suelo también se aprovecharán para otros fines.
La cooperativa San Pedro Bautista, en San Esteban del Valle,  de la que forman parte 420 socios, también confía en recoger durante la presente campaña más del doble que la pasada, cuando superaron en poco los 300.000 kilos. Eso sí, como en años anteriores se prevé que el aceite resultante sea virgen extra, a falta del panel de cata, ya que uno de los parámetros que se analizan, la acidez, estará en torno al 0,2 ó 0,3 grados. Y es que en esta almazara apuesta por la recogida de aceituna únicamente del árbol.
Por su parte, en la Cooperativa San Isidro Labrador de Pedro Bernardo, sus responsables recuerdan que el año pasado se molturaron unos 400.000 kilos y en esta ocasión esperan que ronde los 800.000, con una calidad de aceite virgen.
Y en la Cooperativa del Campo ‘La Bletraneja’ de Mombeltrán, las expectativas también son buenas, pues si se confirman sus pronósticos, superarán los 500.000 kilos de aceitunas, aunque para conocer su calidad reconocen que todavía es pronto.
En la Cooperativa del Campo San Isidro de Sotillo de la Adrada, sus responsables también prevén una campaña bastante grande, aunque «todavía es pronto para hablar de cantidades y de calidad, ya que apenas acabamos de recoger la aceituna ya caída al suelo, que será lampante y se destinará a jabón o a mezcla para grandes productores», aclaran.
También confirman esos buenos pronósticos en la Coperativa Campo de San José, en Casavieja, donde esperan «una campaña muy buena en cantidad», pasando de los 300.000 kilos.

Al estilo tradicional. En el Valle del Tiétar son miles las personas que se dedican estos días a la recolección de las aceitunas que, si bien en la mayoría de los casos no supone su fuente de ingresos básicos, sí es un importante complemento para la economía de la comarca. Eso sí, se sigue haciendo de una manera tradicional,  vareando los olivos para conseguir que la aceituna caiga como lluvia para ser recogida del suelo a mano.
Así, mientras en San Esteban del Valle cuentan con 420 socios y en Mombeltrán con unos 300, en la cooperativa de Arenas de San Pedro superan los 700, cifras a las que habría que sumarle los olivareros no asociados que también acuden cada año a entregar sus aceitunas, lo que supondría entre las tres cooperativas del Bajo Tiétar cerca de 1.500 asociados.
En cuanto al Alto Tiétar, en Pedro Bernardo rondan el millar de socios, mientras que en Casavieja son unos 400 y en Sotillo de la Adrada, 320, para un total de 1.720.