David Mangas dibuja un horizonte complicado para el Óbila en LEB Plata

A.S.G.
-

El entrenador del primer equipo verderón reconoce que en estos momentos la presencia del club abulense en la competición nacional está en seria duda ante la falta de presupuesto

David Mangas, en La Jornada de La 8 de Ávila - Foto: David Castro


La realidad «es la que es» y lo cierto es que por el momento la realidad del Óbila Club de Basket para seguir compitiendo tanto en la Adecco LEB Plata como en la EBA –«al final los costes de uno y otro son similares»– es muy complicada. Tanto que por el momento que el equipo verderón vuelva a saltar a las canchas las próxima temporada está en el aire. Así lo reconocía en la noche del lunes David Mangas, técnico del GrupoEulen Carrefour El Bulevar, en los micrófonos de La Jornada de La 8 de Ávila, el programa dirigido por Teresa Herráez, y que esta semana tenía al técnico abulense como invitado en una sesión en la que la difícil situación del club verderón fue protagonista.
Un futuro que se conocerá a inicios de mes de julio, cuando expiran los plazos impuestos por la FederaciónEspañola de Baloncesto para conocer los equipos inscritos en una competición, la Adecco LEBPlata, ampliada hasta los 16 equipos tras los descensos desde la Adecco LEBOro del Barcelona B y el Planasa Navarra así como los ascensos desde EBAdel Universidad de Valladolid, el Aracena AECCollblanc, el Sabadell Sant Nicolau y el Pentach Basquet Pla. Equipos a los que se suman «otros que parecen también querer estar» en una competición en la que pelea por estar el equipo verderón. «Llevamos años haciéndolo» apuntaba Mangas ante una temporada en la que mira con preocupación a la confección de un presupuesto «que ya la pasada campaña fue el más bajo de nuestra historia y posiblemente de la competición» y que este año habrá que pelear aún más.De momento los patrocinadores más fuertes parecen aguantar, pero el pequeño patrocinador, ése que con poco suman un mucho, «se está perdiendo».Y es que la actualidad del equipo pasa en estos momentos por buscar patrocinadores, «y la realidad es que está resultando muy difícil», avanzaba David Mangas, que tiene claro por su parte que «ya el año pasado acertamos pese a tener el presupuesto más bajo, pero puedes acertar una vez, no siempre, y al final quien manda es ‘don’ dinero».
Es un momento en el que el conjunto verderón acelera en los trabajos desde los despachos por lograr las cantidades necesarias. «Canon –ha habido una reducción en la Adecco Oro de 40.000 a 36.000 euros pero no en la Adecco Plata–, desplazamientos, el aval, los árbitros... Es mucho dinero, y o bien dispones de esas cantidades o no puedes salir a competir» explicaba para el entrenador abulense, que dejaba claro que no es una cuestión de elegir entre la Adecco LEB Plata o salir a competir en EBA dado que los gastos «son prácticamente los mismos», por lo que todo se resume en salir o no salir a competir. Una realidad por la que «llevamos peleando los últimos años porque en Ávila haya baloncesto». Y las opciones no son muchas. Ya ni siquiera la fórmula de la filialidad que hace un par de temporadas se usara con el Fuenlabrada está disponible.