Natalia Vallejo presenta el cuento 'La percusión de palacio'

D.C
-

Este primer libro de la autora abulense, que narra la historia de rebeldía de una princesa a la que sus padres no dejan tocar el tambor, se dará a conocer en la Biblioteca de la Junta, a las 12,00

Natalia Vallejo presenta el cuento ‘La percusión de palacio'

La abulense Natalia Vallejo Guerro presentará el próximo sábado en la Biblioteca Pública de la Junta de Castilla y León el libro La percusión de palacio, un cuento escrito por ella e ilustrado por el también abulense José Luis Martín Berrendo con el cual se estrena en el mundo de la publicación. El acto, en formato cuentacuentos, comenzará a las 12,00 horas, y ofrecerá la entrada libre hasta completar el aforo del salón de actos.
Explicó Natalia Vallejo que La percusión de palacio, primer cuento que publica pero ni mucho menos el primero que crea, es un «libro infantil, orientado a niños a partir de tres años», que tiene como protagonista a «una princesa a la que le gusta tocar el tambor pero cuyos padres, unos reyes autoritarios, le dicen que eso de tocar un tambor no es cosa de princesas y por eso le prohíben hacerlo».
A partir de esa prohibición, continuó la escritora, «la princesa se rebela y quiere dejar de ser princesa», giro argumental que «ofrece al lector dos orientaciones: la primera, que no siempre hay que conformarnos con el rol que nos establece la sociedad, y la segunda, que siendo autoritario con tus hijos es muy fácil conseguir que se rebelen».
La idea de escribir este cuento, explicó Natalia Vallejo, «surgió de una forma muy natural; yo escenifico cuentacuentos desde hace tres años, una labor que veces hago con cuentos de otros y a veces con historias que me invento yo; una de estas últimas fue la de la princesa que quería tocar el tambor, me gustó, di una vuelta a la trama y surgió el cuento que ahora ha tomado la forma de un libro».
Para que el libro fuese más atractivo pensó en ilustrarlo, un tarea que invitó a realizar a José Luis Martín Berrendo y que éste, «tras un poco de desconcierto inicial porque nunca había ilustrado un libro para niños, me dijo que sí y poco a poco se puso a plasmar las ideas que había ido surgiendo de mi cabeza». El resultado final, comentó Natalia Vallejo, «creo que es muy acertado y atractivo, porque hemos logrado que la palabra y la imagen se complementen muy bien para hacer más bonita la historia».