Mucha pelea, poco gol

Área 11
-

El Real Ávila se empleó a fondo en Las Salinas ante el Atlético Tordesillas, pero le faltó acierto

Mucha pelea, poco gol - Foto: David Castro

El Real Ávila no pudo pasar del empate sin goles en su visita al campo del Atlético Tordesillas en un encuentro que tuvo una parte para cada equipo. Así, en la primera mitad fueron los locales quienes llevaron mas la iniciativa y dispusieron de alguna ocasión para haber desnivelado la contienda, mientras que en la segunda mitad el Ávila fue a mejor y pudo adelantarse en los primeros minutos de la reanudación, aunque luego el partido fue de ida y vuelta. Cualquiera de los dos equipos pudo acabar llevándose los tres puntos en un choque igualado y con pocas ocasiones de gol, que estuvo muy caro ayer en Tordesillas.
Comenzó el encuentro con el Tordesilas mejor plantado en el campo que su rival. Los locales trataban de hacerse dueños del balón e intentaban buscar huecos en la sólida defensa visitante para acercarse a la portería bien defendida por Alberto.
Los de Jónathan Prado defendían con orden, pero se limitaban a eso y durante los primeros cuarenta y cinco minutos el Real Ávila no firmó ni un disparo a puerta contraria y solo creó alguna sensación de peligro en jugadas a balón parado o tímidos acercamientos que siempre acababan muriendo al borde del área contraria. Mientras, los locales lo intentaban y a punto estuvieron de adelantarse en el luminoso en el minuto 20 en una jugada por la banda derecha, con centro al área donde Rubo remataba de cabeza, pero la defensa visitante despejaba el balón. La jugada se repetía poco después, misma acción, mismo protagonista, e igual solución final favorable a los abulenses. 
Seguían intentándolo los locales que en la recta final dispusieron de otra buena ocasión en un disparo de Conejo desde la frontal del área que salió rozando el larguero. 
segunda parte. Ya en la segunda mitad el Ávila salió algo mas fuerte. Los de Jonathan Prado fueron de menos a mas y tras el descanso se fueron haciendo con el dominio en el centro del campo. Los cambios dieron mayor empaque y profundidad al conjunto visitante, que se lanzó en busca de la portería contraria e intentó crear peligro, sobre todo tomando como referencia a Rubén Ramiro, que entraba por la banda izquierda y una y otra vez ponía centros muy peligrosos aunque muchas veces no encontraban rematador. 
Así, en el minuto 60 llegaba la primera ocasión clara para los de Prado en un lanzamiento de falta directa al borde del área que ejecutaba Rubén Ramiro. Su disparo desde la frontal lo repelía en primera instancia la defensa local, pero tras varios rechaces y rebotes era Farolo el que se veía obligado a intervenir a mano cambiada con una gran intervención para evitar que el propio Rubén Ramiro acabase rematando a gol, sin premio.
Con el paso de los minutos el Tordesillas trató de sacudirse la presión rival y estiró líneas en busca del gol del triunfo. Ninguno de los dos equipos se conformaba con el empate y el partido se volvió de ida y vuelta. Así, en el minuto 75 Sergio ramos pudo adelantar a los visitantes al rematar en el área pequeña un centro desde la derecha, pero el disparo acabó en manos del meta local. Poco después, en el 80, eran los locales quienes disponían de una buena ocasión en un disparo de Martiña desde fuera del área que se marchó fuera por poco. 
En el 83 una doble ocasión para el Tordesilla con disparos sucesivos de Fraile y Martiña respondidos con buenas paradas del portero del Ávila Alberto. Parecía que llegaba con mas peligro el equipo local, que en el 87 volvía a disponer de una buena ocasión para haber desnivelado la balanza en una jugada de Fraile, que le deja el balón a Villa en el área pequeña, pero este último, a puerta vacía y con el portero desplazado, mandó el esférico a las nubes.
En el descuento la ocasión, inmejorable, fue para el Ávila en un saque de esquina que rechazaba la defensa local y que propiciaba una jugada de Juli, que se plantaba solo delante de Farolo, pero el meta local le ganaba la partida y repelía el esférico. Sin embargo, el rechace le caía a Obispo, que volvía a disparar, pero de nuevo una buena intervención del portero local dejaba sin premio a los abulenses.