Un fin de semana distinto en la ciudad

I.Camarero Jiménez
-

El centro de la ciudad amanece con el paso cambiado: sin apenas turistas; la mayor parte de los comercios cerrados y los abiertos, aplicando medidas para evitar el contagio; los tradicionales lugares de reunión también han empezado a vaciarse.

Un fin de semana distinto en la ciudad

Dar un paseo por el casco histórico de la ciudad este sábado 14 de marzo resulta distinto. La temperatura aún es agradable y no sopla el viento y se nota el ambiente enrarecido, como es lógico. Sin apenas turistas es notorio que los escasos vecinos del centro no van a llenar esas preciosas calles que tenemos. Algunos hay, muchos son mayores y salen a por el pan, el periódico o alguna compra de última hora. Nada es lo mismo. En una de las panaderías un cartel luce en la puerta en el que se informa que a los clientes se les atenderá de uno en uno. Así que hay cola en la calle y no muy extensa. El Mercado de Abastos mantiene abierto y público tiene, aunque no en exceso. Lugares tan míticos como La Blanquita también han decidido aplicar sus propias medidas para evitar el contagio: no más de tres personas y la mayor parte de los trabajadores usan mascarilla y guantes para despachar a la clientela. No lejos de allí el vendedor de cupones de la ONCE también trabaja con mascarilla, es el que trabaja junto a la plaza de la Catedral, pero de la misma guisa ejerce su trabajo el vendedor de El Grande. Sabemos que hay que protegernos del virus, pero todavía hacen falta más medidas para confinarnos. Cierto es que muchos comercios lucen el cartel de cerrado, la gran mayoría, pero otros aún no han dado el paso. Y para anunciar ese cierre, un poco de todo, desde el cerrado por vacaciones, hasta el cerrado hasta que pase el temporal o el que anima a quedarse en casa y ser felíz.

Aglomeraciones claramente no hay, basta un paseo por el Mercado Grande, por el Mercado Chico o por el paseo del Rastro  para comprobar que las pulsaciones se han ralentizado. El ritmo baja y mucho porque esto es sólo el inicio, habrá que esperar al decreto de Pedro Sánchez, del Gobierno de España.

 

Un fin de semana distinto en la ciudadUn fin de semana distinto en la ciudad

Un fin de semana distinto en la ciudad
Un fin de semana distinto en la ciudad