El color como materia prima para modular la realidad

D.C
-

María Joaquina Sánchez Dato expone en el Torreón de los Guzmanes 35 pinturas en las que retrata, jugando con la abstracción, el paisaje y el patrimonio de la localidad turolense de Albarracín

El color como materia prima para modular la realidad

La localidad turolense de Albarracín, dicen que uno de los pueblos más hermosos de nuestro país por la monumentalidad que atesora y la hermosa integración que consigue en su entorno, ha ocupado el Torreón de los Guzmanes –sede de la Diputación Provincial– en forma de pintura, de la mano de una exposición de la artista María Joaquina Sánchez Dato a través de la cual retrata, con vistas generales y detalles, un casco histórico al que «modula» a través del color para reinterpretarlo con tino y atractivo.
La exposición, titulada precisamente ‘Modulación del paisaje’, la forman 35 pinturas sobre lienzo y sobre tabla que estuvieron inicialmente expuestos en la Torre Blanca de Albarracín, con motivo de una beca que le fue concedida a la pintora el pasado año y para cual desarrolló su trabajo creativo en dos estaciones muy diferentes cuyas peculiaridades que quedan perfectamente reflejadas en el conjunto de la obra: el otoño y la primavera.
María Joaquina Sánchez, que presentó su muestra acompañada por el diputado responsable de Cultura y agradeció a la Diputación la oportunidad que le daba de exponer su obra, Eduardo Duque, explicó que cuando prepara una exposición monotemática, como es el caso, «lo que pretendo es que yaya un ritmo en la consecuencia de un cuadro a otro, que cambien un poco de valoración y de color, que suban y bajen las composiciones, de manera que la persona que vaya viendo los cuadros no vea de uno a otro más de lo mismo, y espero que así se disfrute».