Tropiezo del turismo rural que pierde un 5% delas estancias

I.Camarero Jiménez
-

Los viajeros que llegan a Ávila, según los datos del INE, son casi un 10% menos que en enero del año pasado, aunque más preocupante es la pérdida de empleo que pasa de 979 a 797 trabajadores

El turismo rural en Ávila no ha empezado el año con buen pie ya que el mes de enero deja en la provincia pérdidas cercanas al 10% de los viajeros y que en el caso de las pernoctaciones se matizan pero rondan también el 5%. Según la encuesta de ocupación en alojamientos turísticos publicada este viernes último de mes por el Instituto Nacional de Estadística nuestros alojamientos registraron la llegada en el primer mes del año de 5.333 viajeros que pernoctaron en 12.237 ocasiones. En números perdemos 585 viajeros (el 9,88%) y 596 pernoctaciones (el 4,64%)respecto al mismo mes del año pasado cuando esas cifras eran de 5.918 y 12.833 respectivamente.
Malos números que son aún peores si miramos al empleo y es que según el Instituto Nacional de Estadística en el inicio de 2020 los trabajadores dedicados a este sector en nuestra provincia sumaban 797 mientras que hace un año eran 979. Un importantísimo revés de 182 puestos de trabajo perdidos en el camino (el 19,6%).
Hay que destacar además que perdemos tanto turistas nacionales como turistas extranjeros, si bien aunque es menos cuantiosa es más impactante la pérdida de los segundos porque prácticamente dejan el marcador a cero, es decir, en enero de 2019 nos visitaron 210 turistas de fuera de España dejando un total de 296 pernoctaciones y, sin embargo en 2020 hemos recibido (siempre según el INE) a tres turistas que han pernoctado seis veces. En cuanto a los españoles son ahora 378 menos y sus estancias también caen en 306 (un revés del 6,62% y del 2,44% respectivamente).
Así las cosas y poniéndonos en situación nacional hay que decir que Ávila ocupa en ese primer mes del año el octavo puesto tanto en viajeros como en estancias. En cuanto a estas últimas que al fin y al cabo los datos son más relevantes hay que indicar que Ávila se sitúa por detrás de Santa Cruz de Tenerife (31.270 pernoctaciones), Gerona, Asturias,Barcelona, Málaga, Cáceres y Huesca.
Si echamos un vistado a la oferta en materia de turismo rural comprobamos además que pese a caer la demanda e incluso el empleo del sector la oferta en estos últimos doce meses ha aumentado pasado de 724 a 725 alojamientos y las plazas de 5.565 a 5.764. Algo que hace a su vez que descienda el grado de ocupación que pasa en el caso del fin de semana del 21,14% al 16,52%; por plazas de 7,43% a 6,83% y por habitaciones de 9,13% a 9,31%.
Las pérdidas abulenses son mayores si las ponemos en frente de las ganancias nacionales y también de las de la propia Castilla y León. Ya que en la región y según informa la agencia Ical, las pernoctaciones de turismo rural crecen un 5,8% en enero en Castilla y León, que son siete puntos menos que en España y además la región se mantiene como líder y absorbe el 18,9% del total del mercado español y un 15% de los viajeros
La estancia media en los establecimientos de la Comunidad se mantiene en los 1,90 días (en Ávila es del 2,29), mientras que la media nacional se elevó hasta los 2,65.