Test para los más vulnerables

Agencias
-

Sanidad aconseja realizar las pruebas del COVID-19 a enfermos cardiovasculares, respiratorios y mayores, además de al personal sanitario y a otros colectivos esenciales

Test para los más vulnerables - Foto: Mariscal

La población de riesgo, es decir, aquellas personas más vulnerables a infectarse por coronavirus serán los primeros en hacerse la prueba del COVID-19. Así lo avanzó ayer la jefa de área del Centro de Coordinación de Emergencias y Alertas Sanitarias, María José Sierra, quien recomendó realizar la prueba a las personas especialmente vulnerables, como son aquellas que tienen una enfermedad cardiovascular o respiratoria o una edad avanzada. 
«Son grupos de los prioritarios para hacer el diagnóstico», remarcó Sierra, quien precisó que siempre se deberán hacer «con un criterio individual y de su médico». De esta forma se pronunció la experta al ser cuestionada por la actualización que se realizó del documento Procedimiento de actuación frente a enfermedad por SARS-CoV-2 (COVID-19).
Entre las personas incluidas para la realización de la prueba del coronavirus se encuentran aquellas que tienen un cuadro clínico de infección respiratoria aguda y que estén hospitalizadas o que cumplan criterios de ingreso hospitalario, y aquellas con un cuadro clínico de infección respiratoria aguda de cualquier gravedad que pertenezca a alguno de los siguientes ámbitos: personal sanitario y sociosanitario y otros servicios esenciales, como policías y militares.
Además -añade la actualización-, se podrá considerar la realización del test en personas vulnerables o residentes en instituciones cerradas que presenten un cuadro clínico de infección respiratoria aguda independientemente de su gravedad, tras una valoración clínica individualizada.
En la rueda de prensa telemática diaria, Sierra se refirió a la labor de los médicos de Atención Primaria, que son el eje «fundamental» del Sistema Nacional de Salud y que jugarán un papel «clave» todavía mayor al actual, una vez se inicie el período de desescalada del confinamiento. Su intervención, a su juicio, será fundamental en el diagnóstico precoz y en el seguimiento de los casos positivos.
pacientes asintomáticos. Respecto a los pacientes contagiados pero que no desarrollan la enfermedad y son asintomáticos, la doctora explicó que, si bien su porcentaje en la población no es muy elevado, diversos estudios no reglados calculan que está en torno a un cinco o un 10 por ciento.
Desde Sanidad, según explicaron, se han comenzado ensayos clínicos con varios fármacos empleados para la malaria (la cloroquina y la hidroxicloroquina) y que se están pautando para casos de COVID-19, con el objetivo, detalló Sierra, de determinar los efectos de esos medicamentos.
Los resultados de esos ensayos serán determinantes, como lo será también el estudio que se comenzará en los próximos días y por el que se harán test en 30.000 hogares para saber cuántas personas han pasado el coronavirus y así decidir las medidas que se pueden ir adoptando.