De El Soto al río Chico pasando por el planeta

M. Lumbreras
-

El grupo LimpiÁvila vuelve a reunirse para proceder a la limpieza de residuos en la ciudad. Tras el éxito de su convocatoria para limpiar el parque de El Soto, esta vez ha tocado el Río Chico.

De El Soto al río chico pasando por el planeta

La juventud es en estos momentos la vanguardia de nuestra especie en la lucha para conservar el medio ambiente. Tras años de ninguneo por parte de autoridades y ciudadanos, el ser humano comienza a darse cuenta de que el estado en que se encuetra nuestro planeta es crítico. Son numerosas las voces expertas que alertan de que la situación es alarmantemente grave. Famosas han sido en los últimos meses las imágenes del deshielo de Groenlandia, que dan una buena muestra de hasta qué punto la subida de la temperatura global está alcanzando niveles más que preocupantes.  
En Ávila, tenemos también nuestro pequeño foco de resistencia juvenil. Hace una semana, un grupo de jóvenes hizo un llamamiento en redes y se armó con guantes y bolsas para recoger la basura que dormitaba en el parque de El Soto. Sacaron de allí 45 bolsas de 30 litros de capacidad y 80 botellas de cristal, entre otras marranadas. Este grupo de jóvenes, que se hace llamar LimpiÁvila, se reunió en la tarde de este miércoles en las inmediaciones del Río Chico (con la colaboración de Cruz Roja) para despejar de residuos el cauce y sus márgenes.
«No queremos que esta iniciativa se quede solo en los jóvenes, queremos concienciar a la sociedad» afirma Álvaro Blanco, uno de los participantes en la recogida. Y poco a poco lo van consiguiendo. Tras el éxito de la acción llevada a cabo en El Soto, esta vez ha acudido más gente (alrededor de 50 personas) y se ha podido ver a algún que otro adulto recogiendo basura. 
«Haremos más batidas» asegura Alexandru Dobre, uno de los organizadores, «pero no sabemos aún cuándo». Su intención es realizar una a la semana en diferentes puntos de la capital.
Gracias a Cruz Roja, esta vez no han sido los jóvenes los que han pagado de su propio bolsillo los materiales. La institución humanitaria ha sido la que ha facilitado los guantes y las bolsas que los participantes han empleado en su recorrido, que ha empezado en el puente de madera que cruza el Río Chico y ha seguido su cauce hacia el este. Por su parte, el ayuntamiento también ha colaborado esta vez, facilitándoles unos contenedores.