El Emisario Real anunció la llegada de los Reyes Magos

P.R.
-

Cientos de niños lo recibieron con la ilusión y la esperanza de poder tener esta noche los regalos que han solicitado a través de las cartas que han remitido a los señores de Oriente

El Emisario Real anunció la llegada de los Reyes Magos

La  cara de los cientos de niños abulenses que presenciaron la llegada del Emisario de los tres Reyes Magos de Oriente delataban el nerviosismo que se ha ido apoderando de los mismos a medida que van pasado los días hasta la llegada de los Reyes. Quizá sea el momento más esperado por todos ellos; el que levanta más pasiones y esperanzas. Así, al menos ayer, lo pusieron de manifiesto con la llegada del Emisario de los Reyes y de su séquito, integrado por unas cuarenta personas. El emisario iba montado a caballo, junto con otros cinco jinetes más.
La llegada al Mercado Grande lo anunciaban los integrandes de la Banda de Cornetas tambores Santísimo Cristo atado a la Columna ‘El Amarrado’, que le acompañó en el recorrido que realizó por las calles de Ávila hasta alcanzar la primera de las dos paradas que tenía previsto realizar. La primera en el Mercado Grande, donde pronunció el bando real que habían preparado y firmado los Reyes Magos para su lectura. El ‘Videomaping’, que se estaba reproduciendo en la puerta del Alcázar retrasó la puesta en escena de uno de los pases, hasta que la comitiva del Emisario Real hubiera atravesado esta puerta de la Muralla.
El representante de los Reyes Magos realizó a lomos de su caballo el recorrido también hasta el Mercado Grande, donde le esperaba la Corporación Municipal, con el alcalde de la ciudad a la cabeza, Jesús María Sánchez Cabrera. El regidor en nombre de la ciudad dio la bienvenida al Emisario  y animó a los niños a que mañana se desplazaran junto a sus padres hasta algunos de los rincones por donde pasará la Cabalgata.
El representante real antes de proceder a lar lectura al bando presentó tres recomendaciones a los niños para que mañana pudieran ser cumplidas. En primer lugar les pidió que dijeran a los padres que mañana utilizaran el transporte público para llegar hasta la cabalgata, porque habrá muchos coches y la circulación por la ciudad se pondrá muy difícil, en especial por las calles cercanas por donde pasará la Cabalgata. La segunda de las recomendaciones del emisario también iba dedicada a los mayores y a los pequeños. Indicó en este sentido que pidieran a sus papás que les pusieran en un papel el número de teléfono de uno de ellos, o se lo señalizara en uno de su brazos. Así si los niños se pierden, las fuerzas de seguridad podrán avisar y localizar  a sus padres con la máxima rapidez. Por último, el emisario recordó que son muchos kilos de caramelos que se tirarán desde las carrozas y vehículos participantes. En este sentido recomendó a los niños que no cogieran los caramelos que se cayeran cerca de las carrozas, porque existe el peligro de que sean atropellados por estos vehículos al no verlos sus conductores.
Después de estas recomendaciones el emisario procedió a la lectura del bando con otro tipo de recomendaciones para los niños, para que tuvieran preparadas sus casas para recibir a los Reyes. Con una comunicación directa y recíproca con los niños, fue desgranando el contenido de la carta. Así les pidió que hoy se acostaran temprano y que pequeños, padres y madres que “encendieran sus corazones y despertaran los sentidos” porque “todo es posible con la magia de los Magos”.
Una vez que concluyó la lectura del bando el emisario, se procedió a la quema de fuegos artificiales, que sorprendió a los cientos de personas que en ese momento se encontraban en el Mercado Chico. Posteriormente el alcalde solicitaría la colaboración de dos niños para ayudarle a entregar las llaves de la ciudad, que en número de tres, una por cada Rey, al final fueron entregadas al representante real por Noa y Adrián .