Méndez Pozo llama a seguir el ejemplo del Mediterráneo

ICAL
-
Méndez Pozo llama a seguir el ejemplo del Mediterráneo

El presidente de la CEFAT propone en la mesa redonda que empresarios, sindicatos, políticos y ciudadanos vayan de la mano para que llegue la «lluvia de miles de millones» de Europa

El presidente de la Conferencia Internacional de Cámaras de Comercio, Industria y Navegación del Eje Ferroviario Transeuropeo Atlántico (CEFAT), Antonio Miguel Méndez Pozo, hizo un llamamiento a la unidad de «todos» los territorios implicados en el impulso de este eje logístico para que décadas después de su planificación se convierta en una «realidad». En el transcurso de la mesa redonda que centró la jornada, Méndez Pozo, que recordó la celebración en unos días del 20 aniversario de la constitución de la Conferencia del Corredor Atlántico, pidió aunar esfuerzos en torno a este itinerario y puso de «ejemplo» la acción conjunta de las comunidades y territorios bañados por el Mediterráneo, lo que a su juicio ha llevado a que bascule hacia esa parte del país el desarrollo de infraestructuras, la inversión pública y las ayudas de Europa.
Al respecto, el empresario aseguró que «se ha perdido y se sigue perdiendo» la «gran baza» que representa el Corredor Atlántico en la Península, por su importancia para dos estados periféricos como son España y Portugal. Por ello, lamentó que se desaprovechen las oportunidades que genera este Eje que desde hace años organizaciones como la CEFAT ha defendido en diferentes encuentros, ante el intento de Francia de que se dirigiera al sur por el paso de La Junquera. Esta posición, destacó, ha cambiado, si bien insistió en que en la actualidad el Corredor Atlántico sigue en los planes europeos, pero no es una realidad.
Todo ello, reconoció, «ha hecho espabilar mucho y ver la desigualdad» existente en territorios como Castilla y León, frente a la situación del Mediterráneo, donde destacó que empresarios, administraciones y organizaciones de la sociedad civil se han unido para que se complete en el futuro. Méndez Pozo se dirigió a los asistentes para sumar esfuerzos con otras comunidades y con Portugal para poner encima de la mesa la necesidad de impulsar este corredor como vía para el tráfico de mercancías con Europa. En su opinión, la sociedad debe ir «de la mano» para lograr captar la «lluvia de miles de millones» de euros que reparte Europa para impulsar las infraestructuras, una vez que se da por superada la crisis económica y tras el parón de estos años.
Por su parte, el consejero delegado de Telefónica, Ángel Vilá, señaló que la digitalización afecta a todos y que es «clave» la conectividad de datos. Explicó que la regulación en Europa ha estado centrada en los precios y no en la inversión y advirtió de que se está quedando atrás en desarrollo digital.
En la misma mesa el presidente del Consejo Económico y Social de Castilla y León, Germán Barrios, aseguró que el primer cuello de botella para el ferrocarril en la Comunidad está en el oeste, en la comunicación con Galicia, así como en otros itinerarios sin doble vía y con ramales sin electrificar. En conjunto, cifró en 3.100 millones de euros la inversión en el noroeste y en el caso de Ávila planteó la inclusión de la ciudad en la red de Cercanías y la mejora en los servicios a los viajeros, puesto que aseguró sufren un «tren del siglo XIX».
El moderador del debate fue el secretario general de la Federación de Servicios, Movilidad y Consumo de UGT, Miguel Ángel Cilleros, quien destacó la apuesta del sindicato por la intermodalidad y por promover el desarrollo económico y social de los territorios y su vertebración. También defendió la red convencional ferroviaria frente a la alta velocidad y la transformación tecnológica y digital.
El director de la Agencia Ical, Luis Miguel Torres, presentó la jornada y calificó de «fundamental» el Corredor para el futuro de Castilla y León, puesto que ayudará a vertebrar un «amplio territorio» y a dinamizar lo que se denomina la «España vaciada».