La UCAV documenta la riqueza vegetal de El Oso

M.M.G.
-
La UCAV documenta la riqueza vegetal de El Oso

La universidad entrega al Ayuntamiento de la localidad el proyecto fin de carrera realizado en su día por Luis Pedro Martín y en el que se catalogaron 173 especies ligadas a los sistemas de laguna

Que El Oso es un término municipal con una elevada riqueza ecológica es algo que nadie puede poner en duda. La presencia de su gran laguna y de las aves que cada año recalan en ella para llenarla de vida lo convierten en un enclave ideal para el estudio medioambiental.
Parte de esa riqueza quedó plasmada en su día en el proyecto de fin de carrera elaborado por Luis Pedro Martín, estudiante de la UCAV, y que este miércoles ha sido entregado de manera oficial por parte de la universidad privada al Ayuntamiento de la localidad.
El Centro de Interpretación Lagunas de la Moraña acogerá un estudio en el que Martín documentó 173 especies propias de la zona. «Se trataba de poner en valor unos recursos y una información de la que hasta entonces había poca», explicaba María del Monte, directora de los laboratorios de la UCAV, que hablaba también de la importancia ecológica de la zona de la Moraña. «Es una zona muy entropizada, muy marcada por la agricultura y con lagunas y pinares isla», la describía.
Así pues, el estudio, que este miércoles aguardaba en tres cajas ser trasladado a su destino final, «refleja el mosaico de vegetación de la zona». Y lo hace con dos claros objetivos: por una parte, «permitir el estudio de las necesarias figuras de protección» para estos ecosistemas; y, por otro, «poner en valor todo ese patrimonio vegetal que existe y al que no se le da importancia».
Se trata, insistía Del Monte, de una «vegetación ligada a los sistemas de laguna propios de la zona». Una vegetación en la que, sobre todo, abunda la manzanilla, tal y como explicó la experta de la UCAV, pero que se caracteriza sobre todo por ser plantas alófitas, o lo que es lo mismo, ligadas a los sistemas de laguna.
El alcalde de El Oso, Sergio López, agradecía por su parte la cesión del material. «Buscaremos un espacio en el Centro de Interpretación Lagunas de la Moraña», adelantaba. 
Y es que, como él mismo reconoció, si bien hasta la fecha se tiene «mucha información sobre las aves que vienen a invernar a El Oso» no se tienen tan documentada la vegetación de la zona.