Reconocimiento a la UCI del Complejo Asistencial

I.Camarero Jiménez
-

El Ministerio de Sanidad ha valorado los proyectos 'Bacteriemia Zero' y Resistencia Zero iniciados en 2009 y en 2014 respectivamente con los que se han logrado reducir infecciones y ahorrar costes promoviendo la cultura de seguridad de los pacientes.

Reconocimiento a la UCI del Complejo Asistencial

En tiempos del famoso coronavirus es agradable poder anunciar buenas noticias que llegan desde el Complejo Asistencial de Ávila y en este caso de su Unidad de Cuidados Intensivos del hospital Nuestra Señora de Sonsoles a la que el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social acaba de reconocer por sus «buenas prácticas».
Dos proyectos bautizados como Bacteriemia Zero y Resistencia Zero les han hecho merecedores de un honor que sin lugar a dudas es el trabajo de muchos, el trabajo de todos. El delegado de la Junta de Castilla y León en Ávila, José Francisco Hernández Herrero quiso acudir a ‘Sonsoles’ para poner en valor este logro que considera viene a demostrar «que estamos en las mejores manos» una afirmación que desde luego no es la primera vez que hace esta semana.
Recordaba Hernández Herrero que  lo meritorio de estos dos proyectos es que han logrado reducir de manera muy considerable la tasa de infecciones por microorganismos o bacterias. De hecho la tasa abulense está por debajo de la media nacional y en cualquier caso por debajo del 1%. Un asunto ya de por sí interesante porque en ello va la salud de los pacientes pero también porque permite reducir los costes sanitarios.
El primer proyecto que echó a  andar en el hospital fue ‘Bacteriemia Zero’, lo hizo en el año 2009  y buscaba reducir las infecciones relacionadas con los catéteres centrales.En este punto Ávila ha logrado reducir la tasa de bacteriemias hasta el 0,04 y hasta 0,13 episodios por mil de infección de cateter. Datos muy significativos si tenemos en cuenta que a nivel nacional en este tiempo (desde 2009) la reducción ha sido hasta el 1 y hasta 2,55 episodios por mil días de catéter, en términos médicos explicados por la médico responsable de UCI, Sofía Cuadra.
En consecuencia se han alcanzado objetivos y se ha mejorado los datos de la media nacional. Como decíamos una cuestión importante porque es la salud lo que está en juego, pero también se reducen costes (pues no hay que tratar a esos pacientes por una infección bacteriana).
En el caso de ‘Resistencia Zero’ se empezó a implantar en el año 2014 y parte de la necesidad de «frenar la aparición de resistencias a los antibióticos», algo que desde luego tiene que ver con «el uso irracional de los mismo»s por parte de la población y sobre lo que llamaba la atención Sofía Cuadra porque es lo que lleva a la «resistencia».
«Poner freno a esas resistencias a los antibióticos, a la progresión de bacterias multirresistentes y las infecciones que se desarrollan en pacientes graves» era la meta y se ha alcanzado. El objetivo principal era reducir un 20% la tasa de pacientes en los que se identifican bacterias multirresistentes y no sólo lo han logrado sino que lo han reducido en  un 50%.
Destacaba el delegado que esto no hubiera sido posible «sin la imprescindible participación de todos y cada uno de los profesionales que trabajan en la UCI», una afirmación con la que desde luego estaba de acuerdo la directora médico, Isabel Martiño, y el jefe de servicio de la UCI, Antonio Isusi, quien ponía sobre la mesa que ha sido una cuestión de médicos, de celadores, de enfermeras, de auxiliares y de algo tan indispensable como el servicio de limpieza del complejo hospitalario.
En la UCI de algún modo están todos, manifestó Isusi, aunque hubo mención especial por parte del delegado al servicio de Microbiología y de Medicina Preventiva,.
Es un esfuerzo «recompensado y reconocido» y el aplauso a juicio del delegado debía ser para todos y cada uno de los profesionales. «La formación, la implantación y el seguimiento de nuevos protocolos así como el trabajo a pie de cama han sido fundamentales para alcanzar los objetivos», decía Hernández Herrero.
Son estos proyectos ahora reconocidos por el Ministerio parte de la cultura que se está promoviendo en la Sanidad abulense que está haciendo especial énfasis en «promover y reforzar la cultura de seguridad de los pacientes».Ahí entran programas de seguridad del paciente crítico y el de higiene de manos, fundamental para Isusi. Y es que ese lavarse las manos, algo tan de sentido común, permite reducir las infecciones al 50%, incluso sólo con agua y jabón pues «hay que empezar por lo básico»
La directora médico, Isabel Martiño expresó en rueda de prensa el agradecimiento por «el magnífico trabajo de la UCI y de todo su equipo» y animó a seguir con este tipo de proyectos. 
Por su parte Cuadra explicó que además de estos dos proyectos galardonados ha habido otros y con resultados muy buenos como el Neumonía Zero aplicado en 2011 o el ‘Y tú Zero’ centrado en las sondas vesicales.



Las más vistas

Tribunales

La Lugareja es propiedad del Obispado de Ávila

La sentencia de la Audiencia Provincial, contra la que no cabe recurso ordinario, da la razón a la Iglesia, que apeló contra un fallo anterior del juzgado de primera instancia de Arévalo que dejaba en manos de particulares la titularidad del templo