Mañueco realza la "relevancia" del Plan industrial de Ávila

J.M.M.
-

El presidente del PP de Castilla y León clausuró la reunión de la Junta Directiva de los populares abulenses asegurando que sigue «muy de cerca» el proyecto de Nissan y recalcando que no se cerrarán consultorios locales

Mañueco realza la "relevancia" del Plan industrial de Ávila - Foto: Isabel García

El presidente del Partido Popular de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, defendió este viernes en Ávila la «relevancia» que tiene para la Junta de Castilla y León el Plan Territorial de Fomento para Ávila, como se demostró con la presencia de dos consejeros el pasado lunes en la reunión del grupo de trabajo, y destacó que «se ha marcado el camino, desde la apuesta por la transformacion digital, con el apoyo a los polígonos industriales, y se tienen las ideas claras del objetivo».
De igual modo, Mañueco, que participó en la clausura de la Junta Directiva del PP de Ávila, aseguró que sigue «muy de cerca» el proyecto de Nissan, y recalcó que en una reunión que tuvo hace unas fechas con el equipo de directivo de la compañía en Ávila y en España adquirieron el compromiso de realizar un seguimiento mensual de la evolución de un proyecto que, según recordó, ha supuesto «la mayor inversión de la Junta de Castilla y León en los últimos cinco años», con esos 27 millones de euros que se han destinado para la construcción de la nave de estampacion.
 En su intervención, Fernández Mañueco comenzó haciendo un recorrido por la gestión de la Junta de Castilla y León ante la pandemia provocada por la covid-19 y defendió que «a la recuperación económica se llega mejor desde la seguridad sanitaria». Fernández Mañueco puso en valor la gestión de la Junta de Castilla y León durante la pandemia y precisó que «nos hemos dejado la piel, desde la prudencia, desde la sensatez».
Tuvo un reconocimiento a la labor de  María Antonia Pedraza, gerente del Complejo Asistencial de Ávila, para recalcar, a continuación, que en la Junta «teníamos el objetivo marcado, ser firmes», y a pesar del «ruido», aseguró que «desde la Junta estábamos preocupados de lo esencial, proteger a las personas, a los mayores, y el empleo».
Fernández Mañueco se defendió ante los que consideran que «nuestro paso ha sido lento» y les preguntó «si estarían dispuestos a arriesgar la vida de los suyos», para recalcar que el virus sigue presente y que  «hay que estar vigilantes y no bajar la guardia».
El presidente del PPde Castilla y León, y de la Junta de Castilla y León, insistió en que «hemos afrontado una crisis sin precedentes», y destacó que «hemos demostrado siempre que íbamos un paso por delante de las decisiones del Gobierno de España». 
Fernández Mañueco aseguró que «nuestro único enemigo es el coronavirus», y precisó que «hemos utlizado todos los recursos a nuestro alcance, en el ámbito sanitario, social, servicios de emergencias, ámbito educativo» para vencerlo, por lo que manifestó que «nos podemos sentir orgullosos».
A su vez, defendió que «la España de las autonomías ha respondido, las comunidades autónomas hemos estado a la altura» y recalcó de una manera especial la labor del sistema público de sanidad de Castilla y León. 
En este punto hizo un inciso en la tarea de la Atención Primaria y la importancia de su tarea en estos instantes para identificar los rebrotes que puedan venir. A su vez, quiso manifestar que «los consultorios, los centros de salud han estado funcionando al servicio de los pacientes. Yestán funcionando con cita previa telefónica como se recomienda desde el Ministerio, la OMS y sociedades científicas». Fernández Mañueco quiso dejar claro que «nunca han estado cerrados, ni se van a cerrar», y afirmó que la cita previa telefónica es «la mejor forma» de proteger a la población, ya que esos centros son los lugares «donde hay más riesgo de que se puedan producir rebrotes». También se refirió a la ampliación de las plazas de la UCI en el Hospital Nuestra Señora de Sonsoles y, frente al «conflicto» o el «victimismo», Fernández Mañueco recalcó que «lo que garantiza los servicios públicos es el rigor, la seriedad y el trabajo» del PP y precisó que «las plazas UCI son las que nos piden los responsables del Hospital», siendo una decisión técnica. 
Acontinuación hizo referencia al Pacto por la Recuperación de Castilla y León y defendió que se mantengan intactas las ayudas de la PAC. De igual modo, Mañueco defendió la labor de Pablo Casado al frente del PPnacional y el apoyo que ha dado al Gobierno «sin contraprestación» a lo largo del estado de alarma, «trabajando con política de mano tendida que está requiriendo la calle», una línea que, a su juicio, «todos debemos seguir». A su vez, precisó que «creemos en la política útil, desde el diálogo, desde la moderación, sin renunciar a la firmeza», y la necesidad de llegar a pactos, como han hecho en Castilla y León. 
Finalmente, reclamó al Gobierno de Pedro Sánchez un reparto justo del Fondo Extraordinario para las Comunidades Autónomas y que la Junta de Castilla y León pueda gestionar el Ingreso Mínimo Vital.  
Emotivo recuerdo. Por su parte, el presidente del PP de Ávila, Carlos García, comenzó su intervención teniendo un «emotivo recuerdo» por los 142 fallecidos por la covid-19 en Ávila y especialmente para tres cargos del PP que han fallecido durante estos últimos meses: Manuel Galán, concejal de Cantiveros; José Navarro, concejal de El Arenal; y Saturnino Gutiérrez, alcalde de Muñotello. Carlos García destacó la «implicación» de los alcaldes y concejales del PP de Ávila durante la pandemia, de los que aseguró que «han dado lo mejor de sí para salvar a sus vecinos»,  y también alabó la labor de Alfonso Fernández Mañueco, «que ha tendido la mano para el diálogo». Y no se olvidó de diputados provinciales, nacionales y regionales.
En su intervención, Carlos García insistió en que «el PP de Ávila es la referencia política para todos y cada uno de los abulenses» y precisó que «formamos parte de un instrumento útil para la sociedad abulense». Carlos García aseguró que «si miramos el panorama político de Ávila es muy difícil encontrar opciones políticas que tengan la capacidad de servir a esta provincia» salvo el PP, y añadió «unos porque no saben dónde está Ávila»; «otros porque juegan a ser  el Pepito Grillo de la política, protestan contra todos y contra todo» y, a su juicio, «queda demostrado a diario que carecen de la credibilidad y de la interloución necesaria para resolver estos problemas y todavía se permiten darnos lecciones de trabajo, de lealtad, de transparencia y de eficacia», y «otros porque ni están ni se les espera,  callando y otorgando, estando al servicio del sumo presidente Pedro Sánchez». 
De igual modo, Carlos García cargó duramente contra la gestión del Gobierno central durante la pandemia, y acusó al Ejecutivo de Pedro Sánchez de nacer de «una gran mentira». Finalmente, defendió el carácter reivindicativo del PP de Ávila y afirmó que «nadie puede decirnos que somos sumisos». Así, apuntó que «nadie nos va a dar lecciones» en temas como radioterapia, el tren o el plan industrial.