La Junta paga a Jiménez Dorado

I.Camarero Jiménez
-

La empresa concesionaria del transporte por autobús en la línea Ávila-Madrid confirma el ingreso «de parte de la deuda» y también que está vendiendo los abonos a los usuarios

La Junta paga a Jiménez Dorado - Foto: Diario de Ãvila

Tal y como informó el pasado jueves el delegado de la Junta de Castilla y León en Ávila, José Francisco Hernández Herrero, este lunes la Administración Regional ha efectuado el pago a la empresa Jiménez Dorado, a la sazón concesionaria de la línea de bus Ávila-Madrid. La delegación de la Junta lo confirmaba ayer a Diario de Ávila y la empresa, también. Ahora bien, la empresa asegura que es «una parte de lo que se nos adeuda». En principio el impago ponía en riesgo la venta de abonos correspondientes al mes de octubre a los usuarios de esta línea de autobús, pero toda vez que se ha hecho el desembolso lo cierto es que los abonos se están vendiendo, aseguraban también desde Jiménez Dorado.

La polémica al respecto y los inconvenientes para los usuarios de este autobús se hacía pública a finales de la semana pasada, lo hacía el grupo Ciudadanos primero y el PSOE después ante el perjuicio que se creaba precisamente para los viajeros y lo ponían de manifiesto buscando para ellos soluciones. En la tarde de jueves Hernández Herrero ponía fecha para dar solución a este asunto, la del día de ayer y finalmente el problema parece que se ha solventado.

En las declaraciones que el delegado hizo el jueves a los medios de comunicación ya aseguró la continuidad de la venta de abonos y manifestó el malestar de la administración por una decisión de la empresa que estiman debería haberse consultado y que esperaba que no se volviera a repetir. De hecho lo consideró «un grave error» por parte de Jiménez Dorado.

Además manifestó que la Administración estaba al corriente de pago con fecha «31 de julio de 2018» y anunció para ayer un ingreso de 165.000 euros dentro de las subvenciones que Jiménez Dorado recibe «como consecuencia de la subvención directa por el transporte que realiza como concesionaria de una línea estatal entre Ávila y Madrid».

El delegado también quiso aportar claridad al respecto de esa deuda que obedece en parte a la complejidad de la tramitación de la ayuda ya que no es fija. En cualquier caso aseguró que «lo que tenemos que hacer es garantizar que el servicio se preste adecuadamente y en las mejores condiciones». El anuncio de la concesionaria de dejar de vender abonos por el impago de la subvención «se ha producido de una forma bastante anómala» porque «para suspender la venta tiene que ser circunstancias muy graves y sinceramente -estimaba- en este caso no concurrían». En cuanto a lo complejo de la subvención, Hernández Herrero aclaró que ésta «lleva consigo una tramitación administrativa y fiscalización del gasto que en ocasiones puede experimentar cierta demora». Manifestaba que hasta el 31 de julio estaban al corriente de pago y que hasta esa fecha se habían abonado nada menos que 900.000 euros (un montante que englobaba desde el 1 de octubre de 2016, fecha en la que entró en vigor el convenio de transporte con Jiménez Dorado). Además recordaba que es una bonificación en precio que «en ocasiones llega al 85 por ciento en el abono de los menores de 26 años hasta dejarlo en menos de 40 euros», lo que es «una medida positiva de la Junta hacia los usuarios abulenses».