Preparados para las luminarias

B.M
-

Ya se han recogido en San Bartolomé de Pinares las retamas con las que se prenderán las diferentes hogueras por las calles del municipio

Preparados para las luminarias - Foto: """""""Diario de Ávila

En San Bartolomé de Pinares ya se respiran las luminarias. Ya se han recogido las retamas que están dispuestas en las calles. Ya se están preparando los caballos. Y en definitiva, ya están listos para los cientos (o miles, aunque al ser entre semana es complicado) de personas que acudirán en la noche de mañana a la localidad para celebrar con ellos la fiesta de purificación en torno a la figura de San Antón.
El alcalde de San Bartolomé de Pinares, Teótimo Grande, explica que lo más concurrido de la fiesta se vive cada año el día 16 de enero, especialmente por la noche cuando se encienden las hogueras a las 21,00 horas. A partir de ese momento salen los caballos, normalmente superando el centenar, y se reúnen a la puerta del Ayuntamiento, frente a la casa del sacerdote, para recibir la correspondiente bendición. Después llega el momento de pasar las luminarias con los caballos, es decir, las hogueras que están dispuestas por el pueblo para recibir la purificación del humo. Allí tampoco falta el acompañamiento musical del tambor y la dulzaina.
Pero esta no es la única parte de las fiestas puesto que el propio jueves también se celebran las vísperas a las 18,30 horas. Y, al día siguiente,  por la mañana sale el patrón (en las varas) por la mañana con tres caballistas recorriendo las calles y recogiendo donativos de la gente  para que después se puedan correr las cintas. Además se organiza a las 12,00 horas la misa de San Antón.
En lo que no hay variación es que es el Ayuntamiento quien se encarga de organizar la fiesta y no sucede como hace años, recuerda el regidor, cuando había lista de espera, incluso de años, para poder ser el mayordomo. Teniendo en cuenta el coste que suponía esta organización la gente dejó de hacerlo y fue el Consistorio quien se hizo cargo.
Para la ocasión se ha elegido a un «empleado que lleva 30 años», Vicente de Blas, que ejercerá como mayordomo, acompañado por otras dos personas.
El tendrá también su parte de protagonismo en una celebración donde la luz de las hogueras se puede ver en los pueblos de alrededor, los mismos cuyos vecinos se pasan en la noche del 16 de enero por San Bartolomé de Pinares para ser parte de la fiesta, inmortalizar algún momento de la fiesta o, por qué no, quedarse después para disfrutar de una barbacoa a las ascuas de las hogueras.