Luismi, el atleta popular que desafió a la elite

A.S.G.
-
Luismi, el atleta popular que desafió a la elite - Foto: Belén González

El atleta abulense disputará este fin de semana el Campeonato de Europa de Clubes de Campo a Través con Bikila. «Han sido muchos años intentándolo. Al final el trabajo se ve recompensado»

Ha tardado en llegar, demasiado, pero al final el trabajo ha tenido su recompensa. A sus 34 años Luis Miguel Sánchez Blanco, Luismi como se le conoce en el atletismo abulense, ha logrado por fin uno de sus retos, disputar una prueba internacional.Será este fin de semana, en la Albufeira, en Portugal, cuando Luismi tomará parte en el 56º Campeonato de Europa de Clubes de Campo a Través. Unas veces por lesión, como el año pasado, otras «porque quizás no tenía el nivel», lo cierto es que temporada tras temporada se le cerraban las puertas. No fue así esta vez. Quince días antes de la disputa del Cross Ciudad de Ávila -Memorial José Soriano el club Atletismo Bikila decidió que la última plaza que le correspondía al club para el Europeo se decidiría en Ávila. Se la jugaban David Solis y LuisMiguel Sánchez Blanco. El abulense jugaba en casa. Es su cross –en 2017 subía a lo más alto– y su ciudad. En definitiva, era su oportunidad y no la dejó pasar. Aunque se le ha resistido, Luismi ya tiene la guinda al pastel.
Porque para un atleta como Luis Miguel Sánchez Blanco poder estar en el Europeo de Clubes de Campo a Través ya es un premio antes de cualquier resultado posible. «Son muchos años intentándolo». Dicho de otro modo, son muchos años «de trabajo diario, de constancia» para tratar de ir ya fuera con la selección o con su club a una prueba de este nivel. «Al final todo el trabajo se ve recompensado».
Porque detrás de este Europeo lo que hay es constancia. «Ha habido momentos muy malos. Cuando las cosas van bien toda la gente ayuda y te da la palmadita en la espalda, pero cuando van mal es cuando ves quiénes son los que verdaderamente te apoyan».
El abulense siempre estaba ahí, pero le faltaba dar el paso definitivo. «En los últimos años es verdad que he hecho muchos podios a nivel local, he logrado la medalla en el Campeonato de España de Montaña, medallas por equipos con Castilla y León e individuales». Sin embargo le faltaba algo en su currículo. «Me reconozco como un atleta popular que ha intentado estar en la elite, pero no me dedico al cien por cien al atletismo. Es un deporte muy complejo como para poder vivir de él. He conseguido estar en la elite a base de pundonor, y eso me ha llevado a conseguir esta oportunidad».
Ha sido una carrera de fondo. «Son muchos kilómetros en las piernas».Ha sido una maratón ‘muy particular’ hasta llegar a este momento. «El resultado ahí está». No ha sido sencillo. «Es muy complicado llegar a la elite.Pero no sólo es llegar, es mantenerse.Lo vemos día a día con atletas que llegan a citas internacionales pero que al día siguiente tienen que seguir entrenando porque mantenerte es muy complicado».
Por ello está contento con todo lo que ha conseguido.Porque a sus 34 años no oculta que ya no es un niño. «Espero seguir superándome pero es cierto que el declive va a estar más presente».
Sin embargo su primera cita internacional le llega en un momento de forma y experiencia tan importante el uno como el otro. Quizás por ello lo que le pide el club y se pide a sí mismo van a la par. Y empieza por la medalla. «Llevamos un equipo muy bueno, mis compañeros tienen una calidad de sobra reconocida, medallistas en otras ediciones». Hasta en cuatro ocasiones Bikila ha subido al podio en los últimos 10 años en el Campeonato de Europa de Clubes. «A nivel individual mi objetivo es aportar todo lo que pueda para ello. Vengo de hacer buenos entrenos, creo que puedo estar ahí». Sabe de la labor que tiene por delante, de la dificultad, pero la asume en un 2019 que ha comenzado de manera apasionante pero que tendrá su continuidad como el Campeonato de España de Clubes.  Y aunque todo ello lo hará entre los mejores, seguirá corriendo por las calles de Ávila.Porque Luismi es un corredor popular, aunque se atreva a desafiar a la elite.

 

Atleta por fuera, maestro por dentro

El atletismo es su pasión.Lo ha sido todos estos años y lo será siempre, «pero mi profesión es maestro».Por eso cada mañana toma el autobús, como tantos otros abulenses, en dirección a Madrid.Su camino es aún más largo, hasta Getafe, donde trabaja como maestro. «Y es lo que voy a ser toda la vida».Maestro en las aulas y maestro en las pistas.Porque junto a su labor como docente desde hace tres años Luis Miguel Sánchez Blanco es el responsable de la Escuela de Atletismo de Ecosport. Empezó con 30 chavales. Ahora ya alcanza los 70. «Me encuentro muy cómodo en mi faceta de entrenador» confiesa. Desde los más pequeños a los más veteranos, son muchos los que pasan por sus manos cuando regresa de Madrid y se vuelca en el atletismo.  «Te da otro punto de vista a lo que es la competición. No sólo es centrarte en tus marcas, ni en las carreras que puedes ganar, sino ver cómo ese trabajo que trasladas a los más pequeños da sus frutos y ver que lo que te enseñaron hace años lo puedes enseñar».