Las pernoctaciones en turismo rural cayeron un 8% en febrero

I.Camarero Jiménez
-

En viajeros Ávila pierde el 1,6%, de 8.312 a 8.175 si bien las estancias se reducen en mayor medida al registrar ahora 15.040 por 16.369 de un año atrás, achacable sobre todo al turista nacional

Acabamos de entrar en un mes especialmente bueno para el turismo en general, ya que en breve llegará la Semana Santa y los datos no suelen defraudar, pero también se acaban de hacer públicos los correspondientes al mes de febrero en lo que a turismo rural se refiere y, en ese sentido, las cosas no han ido bien para nuestra provincia.
Mal en los viajeros, las cosas son peores para las pernoctaciones, de éstas nos dejamos en el camino el 8,1%, 1.329 concretamente ya que descendemos de las 16.369 de 2018 a 15.040. Y eso que viajeros no perdemos en tal medida, tan sólo137, un 1,6% a la baja. Todo ello según los datos de la Encuesta de Ocupación en Alojamientos Turísticos Extrahoteleros publicada ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE).
Menos mal que los datos de enero fueron especialmente favorables y en el dato acumulado de los dos primeros meses del año sumamos.
De hecho entre enero y febrero llegaron a Ávila 13.974 viajeros que pernoctaron en 27.256 ocasiones, lo que deja 801 viajeros más y una subida del 6,1% y un incremento de estancias escaso, pero incremento al fin y al cabo, 180 más que son un 0,67% en favor del año en curso.
Si entramos a analizar cuál ha sido el problema en febrero queda claro que ha sido porque el turista nacional nos ha dado la espalda y se ha reducido su presencia de manera considerable y cierto es que aunque el turista extranjero ha llegado en mayor medida que el año anterior, su presencia no sirve para mitigar la pérdida nacional. En datos hay que destacar que el viajero español que en febrero de 2018 sumó 8.143 ahora se queda en 7.848; el extranjero, como decíamos, sube pero claro su presencia sigue siendo testimonial, pasa de 169 viajeros a 327, prácticamente el doble y en el caso de sus pernoctaciones aún crecen más: de 262 a 613, pero lo mismo, no mitiga la caída nacional en estancias que se reduce de 16.107a 14.427.
Lo dicho con los interesantes datos de enero el acumulado de los dos primeros meses del año se salda en positivo.
Así las cosas en cuanto a la demanda, nos centramos en la oferta. Ávila con fecha de febrero y según los datos del INE disponía de 739 alojamientos con 5.806 plazas y una ocupación por plaza del 9,24% para ascender al 27,8% en fin de semana y quedarse en un 10,44% si lo que tenemos en cuenta son las habitaciones ocupadas.
De dar el servicio se encargan nada menos que 961 empleados.
Si lo comparamos con un año atrás vemos que el número de establecimientos se incrementa de 718 a los citados 739, sin embargo el número de plazas baja en 60 y el grado de ocupación ha ido a menos porque hace un año éste se situó en 9,96% por plaza, 29,96% en fin de semana; 12,52% en el caso de las habitaciones y por último y en este caso lo más interesante el empleo ha ido a más en el sector si hacemos caso a los datos del INE y pasa de los 922 trabajadores a los ya citados 961.
Pese a las pérdidas hay que destacar que Ávila sigue estando entre los principales destinos de España en turismo rural y si dejamos a un lado las comunidades uniprovinciales nos situamos como la quinta provincia mejor posicionada  por detraás en pernoctaciones sólo de Santa Cruz de Tenerife, Barcelona, Cáceres y Gerona.
Un mes en cualquier caso irregular podríamos decir para Ávila.