Unos 30.000 aspirantes a policía harán las pruebas físicas en Ávila

D. Casillas
-
El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, en una comparecencia en Ávila. - Foto: Antonio Bartolomé

Tal y como afirmó hace unos meses el director general de la Policía, Ignacio Cosidó, el centro de formación abulense acogerá este año por primera vez esas eliminatorias de acceso a las escalas básica y ejecutiva.

El Centro de Formación de la Policía de Ávila acogerá el próximo mes de septiembre, por primera vez en su ya larga historia, las pruebas físicas de acceso a las escalas básica y ejecutiva del Cuerpo, exámenes que está previsto que reúnan en la capital abulense a alrededor de 30.000 aspirantes a entrar en este Cuerpo de Seguridad del Estado. Los estudiantes que superen esas primeras pruebas volverían de nuevo a Ávila a principios del próximo año para participar en la segunda eliminatoria, en una cifra que lógicamente será inferior a la de septiembre.
Se cumple así, con prontitud, lo anunciado hace unas semanas por el anterior director de la Escuela de Policía, Marcelino Pérez, cuando adelantó que el Ministerio de Interior estaba barajando esa posibilidad de centralización de todas las pruebas físicas de acceso al Cuerpo de Policía, que hasta ahora se venían realizando de forma separada por toda España para evitar grandes desplazamientos.
Hacer de Ávila el lugar de referencia para esas pruebas, explicaron ayer fuentes de la Escuela, significará aprovechar «las magníficas instalaciones» que ofrece el Centro «para que no caiga en desuso en estos años de descenso de alumnos»
Que la Escuela de Formación de la Policía de Ávila centralice las pruebas de acceso será no solamente positivo para el Centro sino también para la ciudad de Ávila, ya que teniendo en cuenta que  la realización de las pruebas físicas se prolonga durante un tiempo que oscila entre dos semanas y un mes, la estancia de miles de personas en la capital significará una ayuda importante para su economía.
Esta apertura de la Escuela de Policía a nuevos retos, perfectamente asumibles debido a su enorme potencialidad y también compatibles con la labor docente por la que se ha ganado un gran reconocimiento dentro y fuera de nuestro país, significará un nuevo impulso para el centro, que ha sufrido con dureza la drástica reducción del número de nuevos alumnos provocada por la crisis económica.

Policía Local. Su disposición y capacidad para acoger también los cursos de formación de policías locales no sólo de la comunidad de Castilla yLeón sino también de otros lugares de España fue muy bien aceptada, pero el incontestable hecho de que apenas ningún ayuntamiento está realizando convocatorias para cubrir nuevas plazas de sus cuerpos municipales de seguridad, también por mor de los graves aprietos económicos que todos ellos atraviesan, ha  minimizado los efectos positivos de esa posiblidad.
Ese ofrecimiento para convertir la Escuela de Formación de Ávila como referente para la formación de las policías locales fue realizado el pasado mes de mayo por el director general de la Policía, Ignacio Cosidó, que se reunió en el Centro de Formación con la Comisión de Seguridad y Convivencia Ciudadana de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) para realizar ese ofrecimiento, una reunión de la que no salió ningún compromiso concreto pero sí el convencimiento compartido por ambas partes de que el centro de formación abulense «puede ser un referente» para ese fin.
Pero no para ahí el afán de los responsables de la Escuela de Policía por dotar a esta de nuevas actividades que la llenen de vida, ya que por ejemplo también se decidió recientemente que el Centro va a intensificar la formación contra el terrorismo internacional, sobre todo el Yihadista, a través de cursos de especialización, especialmente a los alumnos de la Escala Ejecutiva, según indicó hace unas semanas el director de la institución, Marceliano Gutiérrez.