Buscan vías para minimizar el impacto del ERTE en Nissan

B.M
-

Nuevo encuentro para avanzar en las negociaciones del expediente de regulación que la empresa quiere para septiembre y donde se explicó cómo se quiere hacer la ejecución

Buscan vías para minimizar el impacto del ERTE en Nissan - Foto: David Castro

Nueva negociación entre Nissan y los trabajadores para intentar llegar a un acuerdo de cara al ERTE (expediente de regulación temporal de empleo) que la empresa pretende poner en marcha a partir de septiembre. Se trató en un encuentro donde se dieron detalles sobre cómo se quiere ejecutar y también qué opciones puede haber para minimizar sus consecuencias.
Según explicó la misma empresa, en el encuentro que se mantuvo este mismo viernes, la dirección y la representación de los trabajadores acordaron continuar explorando otras vías que permitan minimizar el impacto del ERTE. Además, se inició la negociación para definir las formas de rotación del ERTE para gestionar el excedente de plantilla derivado del proceso de transformación de la planta en un centro de recambios.
En este sentido, el presidente del comité de empresa, Felipe González, señaló que desde Nissan se explicó cómo se iba a organizar durante el periodo del ERTEy cómo va a «haber diferentes opciones porque afecta a todo el mundo pero es de forma rotativa». Esto quiere decir que habrá «gente trabajando, otros formándose» y otros de forma efectiva en el expediente de regulación en este tiempo de duración hasta el 31 de diciembre de 2023 y teniendo en cuenta que cada trabajador tiene 24 meses de ERTE que «se repartirán en estos años».
En este sentido, hay que recordar que la empresa ya había indicado en la primera reunión de las negociaciones que la compañía garantizará el 100% del salario a los empleados durante el período de aplicación del expediente, es decir, desde el próximo septiembre hasta diciembre de 2023. Además, había avanzado que las medidas afectarían a los trabajadores de forma rotatoria por lo que ninguno de ellos consumirá la prestación máxima (720 días) durante el periodo total que dura el ERTE. Esta acción viene además acompañada de un plan de formación que se comenzará a partir de septiembre para la plantilla y que se extenderá hasta julio de 2020. En él se prevé un total de unas 90.000 horas de formación.
Por lo demás, en la reunión del viernes no se avanzó más en conseguir alguna contraprestación por el adelanto del ERTE previsto en inicio para el año siguiente y que es una de las peticiones de los trabajadores de las que previsiblemente se tendrá que hablar en próximos encuentros. Aún así, Nissan insiste en que ambas partes apuestan por un diálogo abierto y se citaron para la próxima reunión el 24 de julio.