'Salvemos el Castañar' espera nuevas medidas de conservación

M. Lumbreras
-

La asociación creada dos años atrás para frenar el deterioro al que se ha visto sometido el Castañar de El Tiemblo confía en que se empiece a trabajar en su protección tras el verano

‘Salvemos el Castañar’ espera nuevas medidas de conservación - Foto: Picasa

La plataforma ‘Salvemos el Castañar de El Tiemblo’ afirma que «confían» en que este otoño comiencen a desarrollarse las medidas de conservación del bosque por las que llevan dos años de activismo. Con la implementación de estas directrices, la plataforma espera que el deterioro al que se ha visto sometido la arboleda de castaños situada en El Tiemblo comience a frenarse.
Dos años después de su constitución, ‘Salvemos el Castañar de El Tiemblo’ ha mantenido reuniones con el equipo de gobierno del ayuntamiento de El Tiemblo en las que la «voluntad de colaboración por ambas partes» ha quedado de manifiesto, según ha afirmado la plataforma en un comunicado. Y es que en este periodo, la entidad  ha solicitado la implementación de una serie de medidas con las que se pretende combatir la masificación del turismo que está arrastrando al castañar a un notorio deterioro. 
Con argumentos de autoridad respaldando sus peticiones (como el del investigador Juan Fernando Gallardo Lancho, quien en un informe sobre el estado de la reserva afirmaba que la gestión del espacio «únicamente atiende al turismo y en ningún modo a la conservación del enclave, sin tener en cuenta la degradación del ecosistema»), la plataforma confía en que por fin puedan empezar a desarrollarse estas directrices necesarias para la mejor conservación del entorno.
Entre las recomendaciones que la plataforma ha lanzado, se encuentran la limitación del número de visitantes al entorno del Castañar, la señalización efectiva mediante una cartelería adecuada o la prohibición de acceder a ciertas zonas del ecosistema y de recoger  castañas en él. Y es que desde la plataforma se quejan de que los visitantes campan a sus anchas por el Castañar, inundándolo de coches y recogiendo todo tipo de frutos y setas sin tener miramientos por la conservación de este espacio perteneciente a la reserva natural del Valle de Iruelas . 
Sin embargo, desde la entidad aseguran que esto solo sería «un primer paso» que conduzca a un modelo de gestión en el que estén implicadas todas las administraciones pertinentes y que garantice la conservación del bosque de manera similar a otros entornos como el Hayedo de Montejo de la Sierra.