Al Diocesanos se le empieza a poner cara de campeón

A.S.G.
-

Los colegiales mantiene su dinámica positiva ante el Villamuriel y aguardan al Candeleda el sábado. La Cebrereña, segunda pese a la derrota

Al Diocesanos se le empieza a poner cara de campeón - Foto: Isabel García

Era el minuto 85 y un gol en propia puerta de Rubén Pérez ‘Puppy’ desatascaba (0-1) un partido que caminaba en elRafael Vázquez Sedano hacia el empate entre el Villamuriel y el Colegios Diocesanos UCAV. Sin embargo los de José Alberto Fernández Somoza no están por la labor de ceder. Todo lo contrario. Al conjunto colegial se le empieza a poner cara de campeón, ese estado emocional en el que no importan las circunstancias, el cómo, el dónde, el cuándo, ante quién o con quién. Los colegiales se ven capaces de todo. Y si el fútbol son dinámicas, la moneda hace tiempo cayó de cara en el Sancti Spíritu, que empieza a ver a los suyos caminar de manera firme hacia el liderato. Bien es cierto que el calendario aún aguarda al equipo abulense con las peores citas. Unami, ahora mismo desahuciado, San José, Palencia, Briviesca,Uxama, Cebrereña o Castilla Palencia.Es decir, todos los de arriba.Pero los de Somoza han sabido hacerse con un interesante colchón. Cuando fallen no será un drama.  
Falló la Cebrereña, pero su segunda posición no corría peligro.  A El Otero viajaban con los deberes previos bien hechos. Lástima que ante elPalencia (1-0) se quedaran sin el gol que no suele faltar en las filas de los de Pepe García. Porque sus rivales más inmediatos sí hicieron sus deberes. Volvió a ganar el Uxama después de tres jornadas sin hacerlo,  el Briviesca, equipo duro como pocos, el San José o el Castilla Palencia. No así el Unami, que ya encadena cinco jornadas consecutivas sin ganar y que se mantiene aún entre los privilegiados por el trabajo del año pasado, no del presente.
No consigue cambiar el paso un Atlético Candeleda que este fin de semana sufría una severa goleada en el Sergio Asenjo ante un Castilla Palencia con ganas aún de exprimir el calendario y, a seis puntos de la segunda plaza, apurar sus opciones de pelear el ascenso a Tercera. Los palentinos miran hacia arriba, los candeledanos miran resignados. Porque la Regional no da tregua ni respiro a un equipo que no ha terminado de encontrar el ritmo que necesitaba la categoría. Colistas, sólo cabe esperar un calendario más propicio desde el que rehacer el ánimo. Y el próximo fin de semana, derbi con el Diocesanos.