Títeres para contar historias

B.M
-

Continúan los talleres en la Biblioteca Pública de Ávila, todavía con plazas disponibles para las citas del 4 y 7 de enero

Títeres para contar historias - Foto: David Castro

La Biblioteca Pública de Ávila se está convirtiendo estos días de Navidad en un auténtico refugio donde los niños pueden acceder a actividades muy diversas durante las mañanas, especialmente con los talleres que se van llenando día a día e incluso queda gente en lista de espera. Así será hasta el próximo 7 de enero, en este caso aún con plazas disponibles para el  taller de totems del día 4 y el de ‘See your future’ (ver como será el futuro en el año 2030) del 7 de enero.
Pero este lunes la cita era con el taller de construcción de títeres ‘El hombre y su sombra’, una propuesta didáctica que corrió a cargo de Baychimo Teatro y que ayudó a los niños participantes a conocer el lenguaje escénico de este arte y sus mecanismos de comunicación, además de acercar a los orígenes de los títeres y a las técnicas existentes como el teatro de sombras, las marionetas de hilos o los fantoches, entre otros.
Paloma y Arturo, de Baychimo Teatro, fueron los encargados de llevar a cabo este teatro que surge desde su experiencia de hacer espectáculos de teatro para niños y trabajar con todo tipo de recursos como el «actoral, imagen, sonido y también mucho con el objeto y el títere». En el taller lo que se hizo fue compartir con los niños este tipo de recursos, especialmente el títere para, «de forma muy lúdica», explicar de dónde vienen los títeres, dónde empezaron, los tipos que hay y así ayudar a descubrir que «hay un gran mundo, muy abierto y que va más allá de lo que vemos habitualmente».
Y después llegaba la parte más práctica, la posibilidad de que los niños fabricaran su propio títere que se convertiría en su personaje para elaborar una historia.Porque «para eso se construyen los títeres, para contar historias». y esas historias nacieron a través de materiales como el papel de periódico para reciclar, papeles de colores, pequeñas telas o lanas para que después ellos mismos los pudieran reproducir en sus casas.