Robles habla de «celeridad» en las obras en La Gaznata

B.M
-

La ministra y diputada por Ávila asegura que una de las prioridades del gobierno de Pedro Sánchez fue retomar este proyecto como una «reivindicación histórica» de la provincia

Última ‘pieza’ del Puente de la Gaznata - Foto: ICAL

Margarita Robles, ministra de Defensa en funciones y diputada por Ávila, aplaude la «celeridad» de las obras del puente de La Gaznata una vez que se retomaron hace nueve meses. En este sentido, la representante socialista pone en valor el compromiso del Gobierno «con esta importante infraestructura para mejorar la seguridad».
Robles asegura que tras varios años de paralización de las obras y de sucesivos retrasos, finalmente, el nuevo puente de La Gaznata «avanza a buen ritmo y su conclusión se antoja más cerca. Todo ello, gracias al compromiso del PSOE que desde su  llegada al Gobierno hace un año ha impulsado todos aquellos proyectos que estaban aparcados».
La diputada de Ávila señala además que «para los socialistas no hay ciudadanos de primera y de segunda sino que todos merecen los mismos servicios y dotaciones independientemente de su lugar de residencia. Por ello, una de las prioridades del Gobierno de Pedro Sánchez ha sido retomar y concluir las obras de este puente que ha venido siendo una reivindicación histórica de la provincia abulense». 
En este proceso de obras en el puente, señala que hace unos días se podía ver cómo se colocaba la «última pieza que une ambos extremos y conforma la estructura final del puente que va a mejorar la movilidad y la seguridad vial de la provincia». Además, recordó que su antecesor en el cargo, Pedro Muñoz, fue «muy crítico con la paralización de las obras y en numerosas ocasiones pidió respuestas en el Congreso de los Diputados porque, como ya hemos señalado, para el PSOE esta era y es una infraestructura sumamente necesaria que no podía dilatarse por más tiempo. De ahí, el impulso concedido que está permitiendo que la finalización de las obras esté cada vez más cerca».
Respecto a estos avances en las obras, precisamente la pasada semana se hacía público el trabajo del Ministerio de Fomento que alcanzó una fase crítica en el proceso constructivo, que concluyó satisfactoriamente el 3 de julio con el izado y posicionamiento del cajón metálico que permite cerrar el vano central del puente.
La estructura proyectada consiste en un puente cuyo tablero se encuentra dividido en tres vanos. Los dos extremos, de 40 y 50 metros de luz, mantienen secciones cajón de hormigón pretensado, construidos mediante cimbra, con un canto variable entre los 2,4 metros en los extremos y 5,5 metros sobre la pila. Por su parte, el vano central cuenta con una luz de 120 metros y se divide en tres tramos con dos tipologías: dos tramos de hormigón pretensado construidos mediante avance en voladizo de canto variable que arrancan en cada pila y un tramo central de acero-hormigón de 42 metros.