El teletrabajo no despega en el Ayuntamiento

E.Carretero
-

Algo más de dos años después deque se aprobara el reglamento que regula poder trabajar fuera de las dependencias municipales ningún trabajador se ha acogido aún al mismo

El teletrabajo no despega en el Ayuntamiento - Foto: Diario de Ávila Lola Ortiz

El 30 de septiembre de 2016 el Pleno del Ayuntamiento de Ávila aprobaba el Reglamento Regulador del Teletrabajo y con ello daba el visto bueno a que los trabajadores municipales pudieran trabajar desde casa. Han pasado más de dos años desde entonces y sin embargo el teletrabajo no ha arrancado aún en el Consistorio abulense, que cuenta con algo más de medio millar de empleados. Es más, en este tiempo ningún trabajador se ha acogido a esta situación que permite realizar el desempeño laboral fuera de las dependencias municipales.  Así lo confirma el teniente de alcalde de Presidencia y Administración Local, Óscar Arroyo, que explica que pese a que en estos algo más de dos años ha habido dos trabajadoras municipales que se han interesado por esta posibilidad en ambos casos, y tras el estudio de estas solicitudes, no se ha autorizado el régimen de trabajo no presencial. Sin embargo, a día de hoy sí hay un trabajador municipal, en este caso del área de Infraestructuras, que teletrabaja si bien, explica el teniente de alcalde, la autorización para trabajar fuera de las dependencias municipales fue anterior a la aprobación del Reglamento Regulador de Teletrabajo y se realizó mediante acuerdo de Pleno.    
«Actualmente, y en base a este reglamento, no tenemos ninguna solicitud aprobada», explica Arroyo antes de indicar que si bien en este tiempo sí «se ha recibido alguna solicitud puntual» la misma no se ha autorizado «en base a los informes de Secretaría General, y atendiendo a cuestiones como la conciliación, ya que no cumplían todos los requisitos para acogerse al reglamento».
Sin embargo, confía Arroyo en que a partir de ahora las solicitudes de teletrabajo aumenten, y con ello también se otorguen las primeras autorizaciones, entre otras cosas porque precisamente hace un par de semanas se constituyó la Comisión de Seguimiento, lo que permitirá hacer «un seguimiento más intensivo» tanto de las solicitudes como de las autorizaciones y que no se había constituido hasta ahora debido a varias cuestiones, entre ellas los cambios políticos, y en este caso la incorporación de Arroyo a la tenencia de alcaldía de Presidencia y Administración Local, y también por las elecciones sindicales. Además de por esta cuestión, apunta también el teniente de alcalde al desarrollo de la administración electrónica como otro factor que podría propiciar el interés por el teletrabajo entre los trabajadores del Ayuntamiento de Ávila, no tanto porque esto tenga una relación directa con el teletrabajo sino porque el hecho de que la documentación no circule ya en papel sino de forma digital «genera un clima y un ámbito de gestión on line que sí propiciaría ese teletrabajo». En definitiva, «un cambio de tendencia y de mentalidad que permita romper las reticencias que puedan existir en determinados departamentos».
«Son procedimientos lentos, aunque es cierto que a nivel reglamentario ya tenemos todo regulado con la constitución de la Comisión de Seguimiento», apunta Arroyo justo antes de recordar que en cualquier caso «las solicitudes tienen que partir de los trabajadores», a quienes quizás a priori este modelo de trabajo no les resulte muy atractivo entre otras cosas teniendo en cuenta que «son muchos años trabajando con la misma dinámica y familiarizarse con las nuevas herramientas y los procesos on line lleva su tiempo».  Hay que tener en cuenta también, prosigue Arroyo,  que «gran parte de la plantilla municipal son trabajadores que llevan muchos años en el Ayuntamiento y que trabajan con una serie de funcionamientos internos que no solo dependen de que uno o dos trabajadores puedan tener un interés a nivel particular sino que la propia dinámica de un determinado departamento o área se modernice».