Cs pierde su escaño en Ávila y dos tercios de sus votantes

M. Lumbreras
-

Manuel Hernández, candidato al Congreso por parte del partido naranja, reconoce que los resultados han sido malos y confía en que el partido sea clave para evitar nuevas elecciones

Cs pierde su escaño en Ávila y dos tercios de sus votantes - Foto: Isabel García

Batacazo de Ciudadanos en la provincia de Ávila –y en el resto del país. El partido de Albert Rivera ha pasado en la provincia de Ávila de cosechar casi 19.000 sufragios en las elecciones de abril a quedarse en apenas 6.000 y un 6,5% del voto. Como consecuencia, pierde el diputado que ganó el 28-A –la primera vez que el tercer diputado de la provincia no era de uno de los dos grandes partidos– de la mano de los nacionalistas de Vox.
Las caras de los simpatizantes y afiliados en el Lienzo Norte, lugar desde el que la delegación abulense del partido ha seguido la noche electoral, lo decían todo. Gestos serios, resoplidos y muecas de resignación.
Según iba avanzando el recuento, los miembros del partido más tempraneros –el candidato Manuel Hernández, el concejal Carlos López y el viceconsejero de empleo de la Junta, David Martín– ya intuían que la noche no iba a acabar con un final feliz. Con las caras pegadas entre el móvil, donde seguían el recuento al minuto, y la televisión ya lanzaban sus predicciones: «esto tiene pinta de que se lo va a llevar Vox». Y, en efecto, según iba avanzando la noche, la afirmación se iba confirmando.
«Los resultados han sido malos», ha declarado Hernández una vez terminado el recuento. El candidato al Congreso ha hablado poco después de que lo hiciera el líder del partido en Castilla y león, Francisco Igea, cuyas declaraciones fueron respaldadas con gestos afirmativos por la delegación local. «No eran los resultados que esperábamos, ni mucho menos», ha continuado Hernández, que ha afirmado que ahora ha llegado el momento de «hacer autocrítica». «Hemos podido hacer las cosas mejor, así lo han entendido los ciudadanos», ha reconocido Hernández, que asegura que ahora ha llegado el momento de trabajar para sacar el país adelante. 
Así, Hernández confía en que la formación sea «clave» para que no se celebren unas terceras elecciones y ha afirmado que la labor ahora del partido será «intentar atraer al centro constitucional pactos y reformas que el país necesita para salir adelante».
Finalmente, Hernández ha pedido tomarse un tiempo para pensar en los resultados. «España ha preferido a Vox y debemos reflexionar sobre los motivos», ha afirmado, diciendo a su vez que al él «no le gustan los extremos ni los nacionalismos».