La Muestra de Teatro, ejemplo de "cultura viva"

Mayte Rodríguez
-

Así lo destacó en Ávila el director de Políticas Culturales de la Junta, que asistió al montaje de este domingo

La Muestra de Teatro, ejemplo de "cultura viva" - Foto: Isabel García

Solo queda una representación para que concluya la XXXIII Muestra de Teatro Ciudad de Ávila, que se pondrá en escena el próximo viernes. Pero este fin de semana se han llevado a las tablas del Lienzo Norte tres montajes, uno de ellos en una doble sesión que tuvo lugar este domingo, titulado ‘Vidas enterradas’, al que acudió José Ramón González, director general de Políticas Culturales de la Junta de Castilla y León que, junto al Ayuntamiento de Ávila, han hecho posible este evento a pesar de las muchas restricciones a las que ha obligado la pandemia. «Ha sido una prioridad de la Consejería de Cultura que no se parase la actividad cultural, que las empresas del sector sigan trabajando y es una satisfacción que se haya podido celebrar una muestra como ésta en circunstancias tan difíciles», destacó González, que no ocultó «el esfuerzo hecho» para adaptar los espectáculos a la actual situación, también por parte del público «por cumplir toda la normativa», dijo. Y en este sentido puso la Muestra de Teatro Ciudad de Ávila como ejemplo de ese «compromiso colectivo que cumple el objetivo principal, que es que la cultura siga viva».
En la misma línea se expresó el delegado territorial de la Junta en Ávila, José Francisco Hernández Herrero, quien subrayó que la implicación de la Administración regional y del Ayuntamiento a la hora de dar «continuidad» a un evento «señero» como la Muestra de Teatro a pesar de las dificultades sanitaria ha evitado la «incertidumbre» que hubiera causado su suspensión. También la puso como ejemplo de «colaboración institucional y del compromiso de la Junta con la actividad artística a pesar de la pandemia.
A falta de la obra prevista para el próximo viernes, el concejal de Cultura, Ángel Sánchez, considera que el balance de la Muestra de Teatro es «perfecto dadas las circunstancias» porque «la gente ha acudido» a las representaciones. Pese a que no se ha colgado el cartel de completo en la mayoría de los montajes debido al «miedo» al contagio, el responsable municipal ha valorado el mantenimiento de este evento después de «muchos meses sin actividad cultural» a lo largo del estado de alarma. También agradeció el apoyo de la Junta de Castilla y León, «que ha sido fundamental para lanzarnos» a organizar una nueva edición de la Muestra de Teatro. 
Y de ella disfrutaron ayer las autoridades presentes. En concreto, del primer pase de ‘Vidas enterradas’, montaje basado en un serial radiofónico en torno a las víctimas invisibles de la Guerra Civil Española, las que tras ser asesinadas quedaron enterradas en las cunetas, a las que la obra pone rostro y rinde tributo desde la cercanía porque se desarrolló con el público en el escenario. La primera de las historias que se fueron narrando fue la de Manuel España a través de la voz de su nieta, que tras ir «recogiendo las piezas del puzzle» que su propia familia se negaba a recomponer descubrió que a su abuelo «lo asesinaron otros españoles en septiembre de 1936 y tras el crimen lo arrojaron a una fosa común», comienza narrando la intérprete, que fue desgranando tantas otras historias de miedo, silencio, miseria y también dignidad.