Por Ávila desmarca sus resultados de su labor municipal

L.C.S
-

José Ramón Budiño considera que superar los 5.000 votos «es para estar realmente satisfechos»

Por Ávila desmarca sus resultados de su labor municipal - Foto: David Castro

Por Ávila desmarca los resultados obtenidos en la noche electoral de este domingo de su labor en el Ayuntamiento de Ávila y considera que el haber superado los 5.000 votos en su primera comparecencia en unos comicios nacionales «es para estar realmente satisfechos», según comentó el presidente de la formación, José Ramón Budiño.
 La pérdida de votos de Por Ávila, especialmente en la capital, en comparación con las elecciones municipales del pasado mes de mayo, no es, a juicio de Budiño, analizable en clave local porque «son dos escenarios totalmente distintos. En mayo los abulenses votaban quién quería que fuese su alcalde y eligió a Jesús Manuel Sánchez Cabrera, y ahora lo que estaban eligiendo era a su presidente de gobierno». Para el presidente de Por Ávila no se puede hablar de «voto de castigo» por la labor de su partido en el Ayuntamiento de Ávila en los primeros meses de legislatura porque «no tiene nada que ver el voto en clave nacional con el voto en clave local», poniendo como ejemplo el hecho de que «tampoco Vox ha hecho nada en el Ayuntamiento para obtener el resultado que ha tenido en Ávila, con lo cual no se puede extrapolar los voto por ser escenarios completamente distintos, y el que lo haga es que sabe poco de política».
Comparándose con otros partidos de corte local como Teruel Existe o el Partido Regionalista Cántabro, que sí lograron escaños, Budiño comentó que «son un espejo para nosotros, no nos dan envidia, teniendo en cuenta además que Teruel Existe tiene 20 años de vida y nosotros apenas 11 meses».
Budiño felicitó al PSOE por su triunfo a nivel nacional, a Vox por su subida y por lograr un escaño en Ávila, y consideró al PPde Ávila, al que también felicitó por ganar en la provincia, como uno de los perdedores de la noche al no lograr recuperar el segundo escaño, «pagando así sus políticas de los últimos años».