La contaminación lumínica se aborda en los cursos de la UNED

J.M.M.
-

La Estación de Espacio Profundo de la ESA, en Cebreros, acoge por segundo año seguido un seminario

La contaminación lumínica se aborda en los cursos de la UNED

Por segundo año consecutivo, la Estación de Espacio Profundo de la ESA en la localidad abulense de Cebreros acoge, dentro de las Cursos de Verano de la UNED, una oferta formativa dedicada a la astronomía, que este año se ha presentado con algunas novedades y que ha estado dirigido por los profesores Amalia Williart y David Galadí, del Departamento de Física Interdisciplinar de la Universidad Nacional de Educación a Distancia.
El curso ha continuado con el mismo programa de años anteriores, pero se han incluido novedades como una charla de astrofotografía a cargo del profesor Manolo Pancorbo, que ha enseñado cómo hacer fotografías astronómicas; y, en el momento de hacer la observación nocturna, ejemplos prácticos sobre ello; y otra charla sobre contaminación lumínica con Susana Malón, directora ejecutiva de Lumínica Ambiental, porque «parece que es un tema baladí, pero es algo muy importante y que tenemos que tener en cuenta», ha asegurado Williart. La profesora de Física Atómica de la UNED ha destacado que «debemos concienciar que la contaminación es importante en todos los aspectos, pero debemos dar especial relevancia también a la contaminación lumínica y en estos cursos debemos hacer divulgación y concienciación sobre ello».
En torno a este tema, Galadí ha señalado que «no es que no queramos luces, claro que las queremos, pero se trata de iluminar con criterios ambientales». En comparación, el profesor ha apuntado que «en España la gestión del agua ya hemos aprendido a hacerla con responsabilidad, ahorrando agua en el consumo y depurándolo como residuo, así que tenemos que aprender a hacer lo mismo con la luz de noche, porque esa luz es un componente físico que por la noche es un contaminante. La luz no sólo afecta a la observación nocturna, sino que también afecta a los ecosistemas y tiene un posible influjo en la salud de las personas» y ha sentenciado que «hay manera de iluminar con responsabilidad».
En España, ha apuntado en este sentido, «tenemos la tradición de iluminar sin atención por el entorno, pero están aprobándose normativas y se están consiguiendo ejemplos sobre esto y hay instalaciones ejemplares en nuestro país como las que ha puesto en marcha la empresa Lumínica Ambiental, que tenemos presente en el curso, como es en el Puente de la Reina, donde empieza el Camino de Santiago». «Para iluminar bien hay que tener en cuenta qué hay que iluminar, cuándo, con qué intensidad y con qué color», ha destacado.
Williart ha destacado también el lugar donde se celebra el curso, de la que ha valorado su importancia porque «es una estación de la ESA y es un sitio que nos permite ver la relación que hay entre la astronomía y la tecnología y es una estación que está trabajando en campañas punteras». Por ello, ha dicho, «es importante un curso de estas características y que está abierto al público en general para que se vea que la universidad participa y colabora, aunque sea simplemente en divulgación con este tipo de instalaciones», a lo que Galadí ha añadido que «es un emblema y es una prueba de que también en España estamos al día en asuntos de vanguardia».
Finalmente, Williart también ha hecho referencia al objetivo que tienen con este curso, que no es otro que «divulgar y acercar la ciencia al público en general», además de que, ha recordado, «es importante crear vocaciones, animando a la gente a estudiar carreras de ciencias, porque no es sencillo, no vamos a engañarnos, pero es muy bonito y es muy gratificante, además de que un país como España no se puede permitir el lujo de no tener científicos, por lo que debemos luchar por tener más».