El Barraco reformará la plaza de la Constitución

B.M
-

Con el apoyo del Plan Extraordinario de Inversiones de Diputación, se actuará en las aceras o iluminación

El Barraco reformará la plaza de la Constitución - Foto: Picasa

El Ayuntamiento de El Barraco emprende un importante proyecto para reformar la plaza de la Constitución. Lo hace con el apoyo del Plan Extraordinario de Inversiones de la Diputación Provincial, con más de 77.000 euros, aunque en realidad, según explica el alcalde, José María  Manso, el presupuesto se puede multiplicar incluso por tres dependiendo de lo que finalmente lleguen a ejecutar.
Aunque se ha ido actuando en diferentes calles, con el asfaltado, en El Barraco quedaba «sin tocar» la plaza de la Constitución donde, por ejemplo, hay baldosas diferentes, levantadas por averías, y se hace necesario actuar en las aceras desde el Ayuntamiento hacia la esquina de abajo. De esta forma se quiere llegar a la acera norte y en la este, con la correspondiente reforma en zonas de piedra. Además se quiere recuperar un antiguo pilón que se quitó hace más de 40 años y, aunque no se trata de poner el mismo, sí se quiere hacerlo tal y como estaba, para lo cual se cuenta con alguna de sus piedras para poder «hacer una réplica de lo que era», señala el alcalde. Además «dará una vuelta y cambiará el mobiliario». 
La actuación también llegará a la puerta del Ayuntamiento donde se pretenden quitar los cables que hay en la fachada y mejorar la iluminación. En este punto, el alcalde afirma que aún no saben si se pondrán «los focos en este proyecto pero por lo menos queremos dejar la infraestructura hecha y, si se puede, meterlos». Sobre todo se quiere actuar de la mejor manera «para uno de los ayuntamientos más antiguos de España», puesto que data de 1.563.
En la ejecución del proyecto también contarán con la ventaja del apoyo del personal del Ayuntamiento por lo que se incluyen cambios en las infraestructuras, por ejemplo en la red de abastecimientos, con las tuberías de aguas pluviales y el alcantarillado.
Además se dejarán «metidos los tubos de los sistemas de teléfono y luz» para poder quitar el cableado que hay en este momento en las casas de la zona. Y junto a ello la accesibilidad sigue siendo un punto que no se quiere dar de lado. Es por ello que se levantarán los soportales del Ayuntamiento, de lanchas, para meter alguna acometida y también, sin cambiarlas, variar la inclinación que hay en la actualidad para eliminar la barrera arquitectónica.