Monumento a los sanitarios, que serán Hijos Predilectos

M.E
-

En otra declaración el Pleno acuerda pedir a Renfe la restitución de los servicios ferroviarios suspendidos en el estado de alarma

Monumento a los sanitarios, que serán Hijos Predilectos

La ciudad de Ávila dedicará un monumento a los sanitarios, para lo que creará un concurso público de artistas, y los profesionales de este colectivo serán nombrados como Hijos Predilectos de la Ciudad o Hijos Adoptivos, en el caso de los no nacidos en Ávila, por su esfuerzo y entrega en la lucha contra la pandemia. Así lo aprobó este viernes con una declaración institucional el Pleno del Ayuntamiento de Ávila correspondiente al mes de junio, una sesión en la que también se pactó otra declaración institucional para pedir a Renfe la restitución de los servicios ferroviarios suspendidos durante el estado de alarma. En el Pleno, celebrado de nuevo de forma telemática por la crisis sanitaria de la COVID-19 y de más de cuatro horas de duración, Julia Martín tomó posesión de forma virtual como concejala de Ciudadanos en sustitución de Alberto Burgos, nombrado recientemente director general de Industria, y se aprobaron tres de las seis mociones presentadas por los grupos políticos para su debate.
El tributo de Ávila al colectivo sanitario por su batalla contra el coronavirus encontró el consenso de Por Ávila, PP, PSOE y Ciudadanos. En una declaración institucional leída por el alcalde, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, todos los grupos acordaron crear un concurso público de artistas para la creación de un monumento en homenaje a los profesionales sanitarios, que «será ubicado en un espacio de la ciudad dedicado a tal fin». Además, los sanitarios y sociosanitarios abulenses, así como los celadores, personal de limpieza, restauración, mantenimiento y demás personal que trabaje en los distintos centros sanitarios de la ciudad y han arriesgado sus vidas para atender a los enfermos de la COVID-19 serán nombrados Hijos Predilectos o Hijos Adoptivos, según el caso.
Para el Ayuntamiento de Ávila, todos los profesionales de actividades esenciales que han seguido prestando su trabajo durante el estado de alarma «merecen el mayor de los homenajes pero, muy especialmente, el personal sanitario y sociosanitario, así como celadores, personal de limpieza, restauración, mantenimiento» y, en definitiva, los que «han luchado en primera fila contra una enfermedad cruel que ha afectado a más de 230.000 personas en España. Y precisamente han sido esos ángeles de uniformes verdes y batas blancas quienes han visto la peor cara del coronavirus, el dolor, el sufrimiento y la crueldad de ser la única compañía de los enfermos», dando «el 200% durante esta crisis, asumiendo con valentía el ejercicio de sus obligaciones y acompañando de cerca a los enfermos y a quienes ya no están con nosotros», se señala en la declaración.
«Pero esta entrega ha tenido importantes consecuencias», subrayan, en forma de efectos físicos y emocionales, si bien según informe Sanicovid-19 realizado por la Universidad Complutense «más del 80% de estos profesionales se sienten muy realizados con su trabajo, muestra de la vocación y entrega de un colectivo que se ha ganado el reconocimiento de toda la sociedad», remarcan.
También la reivindicación ferroviaria, una constante en la ciudad en los últimos años, logró unir a los cuatro grupos con representación en el Consistorio. En otra declaración institucional, y en el mismo sentido que había hecho la Mesa por el Ferrocarril de Ávila, el Pleno acordó solicita a Renfe que «se restauren de forma inmediata todos los servicios ferroviarios que tenían su origen, parada, o destino en la estación de Ávila, y que fueron suspendidos durante el estado de alarma». El Ayuntamiento también insta a que, una vez restaurados los servicios, se retomen los compromisos de mejora de los servicios ferroviarios que fueron alcanzados por parte de Renfe y el Ministerio de Fomento en la reunión mantenida en febrero con la Mesa de Ferrocarril de Ávila, de la que forma parte el Ayuntamiento. 
A juicio de los grupos, el servicio de transporte ferroviario de viajeros, con una larga trayectoria y arraigo en la ciudad, juega «un papel muy importante» para facilitar la movilidad de los abulenses con Madrid, Valladolid y Salamanca. Durante el estado de alarma se suprimieron frecuencias en estos servicios y algunos «se han recuperado progresivamente», pero «muchos no lo han hecho, a pesar de haber sido restablecida la libertad de movimientos por todo el territorio del Estado», recuerdan.
«Son muchos los abulenses que necesitan del transporte ferroviario para poder acudir a sus centros de trabajo o para sus desplazamientos» y «también son muchos los turistas que llegan en tren», de ahí que se haya pedido la inmediata restitución de la situación que había antes de la pandemia.