scorecardresearch

Los 42 trabajadores de Unicaja, llamados a la huelga

M.E
-

Todos los sindicatos con representación en la entidad apoyan la medida ante la «falta de avances» en la mesa de negociación y las medidas «salvajes». La concentración de Ávila será a las 12 en la calle Duque de Alba

Los 42 trabajadores de Unicaja, llamados a la huelga - Foto: Rueda Villaverde

Los 42 trabajadores de Unicaja en la provincia de Ávila están llamados este viernes a una primera jornada de huelga ante lo que consideran «la falta de voluntad negociadora» de la entidad bancaria en el marco del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) planteado para la salida de 1.513 trabajadores en todo el país a través de despidos, prejubilaciones y otras medidas de movilidad. Números que en Castilla y León se cifran en 401 y que en la provincia de Ávila supondría la salida de 13 empleados, casi una tercera parte de la plantilla actual entre las oficinas de Ávila, Sotillo de la Adrada, Arenas de San Pedro, Piedrahíta y Arévalo.

Además de la huelga están previstas concentraciones en ocho capitales de Castilla y León (todas menos Segovia)  a las 12 horas, la de Ávila a las puertas de la oficina ubicada en la calle Duque de Alba de la capital. «El 2 de diciembre se acaba el plazo de la negociación y de momento las posiciones están muy alejadas», como también lo está el ERE presentado en relación «a los otros expedientes recientes aprobados en el sector bancario», destacó el secretario general de UGT de Unicaja en Ávila, Jorge Gallego del Dedo.

 Todos los sindicatos con representación sindical en Unicaja, es decir, UGT, CCOO, Cesica y Suma-T, mostraron su respaldo a la huelga que va a llevar a cabo la plantilla durante la jornada de este viernes, al calificar las medidas planteadas en el ERE como «salvajes» y después de que se hubieran realizado concentraciones en distintas ciudades en los últimos días. Así, además de esas 1.513 salidas, se habla de otras medidas «traumáticas» para el conjunto de la plantilla, como «traslados forzosos o cambios sustanciales de las condiciones de trabajo». 

Las organizaciones sindicales denuncian que «los avances en la mesa de negociación son totalmente insuficientes y el tiempo se acaba», por lo que aseguran que «solo queda un camino, convocar la huelga general de todos los trabajadores».  

Entre las reivindicaciones de los representantes sindicales se encuentran la «voluntariedad» en todas las medidas y «condiciones razonables» para poder acogerse a las mismas, así como «una homologación salarial justa».