Hoyorredondo estrena escudo gracias a la Gran Duque de Alba

E.C.B
-

La institución dependiente de la Diputación Provincial realizó el estudio que diera forma al símbolo presentado este sábado

Hoyorredondo estrena escudo gracias a la Gran Duque de Alba

La localidad de Hoyorredondo, en el Valle del Corneja, ha estrenado escudo tras solicitar a la Institución Gran Duque de Alba, dependiente de la Diputación Provincial, el estudio que diera forma al símbolo que «nos hace ver que los pueblos se identifican con su historia y que quieren permanecer en el tiempo», como señaló el vicepresidente tercero de la institución provincial, Federico Martín, presente en el acto celebrado este sábado en la localidad.
El escudo, timbrado por la Corona Real, es de forma española, es decir, redondeado por la base, y cortado en dos. En la parte superior, sobre campo ajedrezado en azur y plata, un halcón recuerda «la finca ‘Halconera’, donde los nobles venían a cazar con aves rapaces», explicó el alcalde de Hoyorredondo, Florentino Hernández. En la parte inferior, en campo de gules, la Cruz de San Andrés y dos cornejas o urracas en plata, con una encina enmarcada en un roel de oro.
La elección del 30 de noviembre para realizar la presentación no ha sido casual, pues es la festividad de San Andrés, cuya Cruz en aspa aparece en la parte inferior del blasón. Dos son las razones de la importancia del apóstol para Hoyorredondo: la primera, que hasta el siglo XVIII dio nombre a la ermita que se alzaba en un paraje del municipio, cuando fue «completamente desmantelada, aunque la imagen del Santo permanece en la iglesia del pueblo», relató el primer edil.
El segundo motivo de la presencia del símbolo de San Andrés en el escudo tiene que ver con la ganadería y la presencia de encinas, y por tanto de bellotas, en el término municipal. Antiguamente, hasta el 29 de noviembre cada ganadero podía aprovechar solamente las bellotas de sus tierras, pero desde el 30, día de San Andrés, «todos podían coger las de todos», explicó Hernández.