scorecardresearch

Diputación y Junta, por la colaboración en vialidad invernal

I.Camarero Jiménez
-

Los titulares de las administraciones presentaron una pequeña muestra de los medios con los que afrontarán el duro invierno abulense que ya ha comenzado a ponerles a prueba

Diputación y Junta, por la colaboración en vialidad invernal

La Diputación de Ávila y la Junta de Castilla y León tienen cientos de kilómetros de carreteras de la provincia bajo su mando y en ellas deben, ante todo, garantizar la seguridad de aquellos que hagan uso de las mismas. Además estamos hablando de una de las provincias más complicadas, tanto por orografía, como por climatología y en especial en invierno. Por ello precisamente los titulares de ambas administraciones, Carlos García y José Francisco Hernández Herrero  abogaban por la cooperación y coordinación institucional. 

Lo hicieron tras una reunión del Plancal (el Plan de Protección Civil de Castilla y León en el que se incluye esta campaña de vialidad que coordina la Junta de Castilla y León) y durante un acto en el que expusieron una pequeña muestra de los medios a disposición de ese dispositivo de vialidad, no en vano es mucha la maquinaria que está trabajando en carretera desde hace unos días debido a la DANAque afecta al país.

Carlos García, presidente de la Diputación enumeró los medios de los que dispone la institución para mantener expeditos los más de 1.000 kilómetros de vías que les competen. Son concretamente      1.076  kilómetros y a ellos están destinados 55 trabajadores, 12 quitanieves, 34 medios auxiliares, entre motoniveladoras, pick-up... Todo para garantizar la seguridad en carretera y hacerlo especialmente en los próximos meses y ante las nevadas. Por supuesto se ha hecho un acopio de sal «importante», explicaba, al tiempo que lo cifraba en nada menos que 700 toneladas repartidas por 10 silos por toda la geografía abulense. 

Quiso poner de manifiesto «la importancia de la colaboración con los ayuntamientos» para los que se van a adquirir 400 toneladas, en sacos de 25, para que sea todo mucho más práctico y también para buscar «soluciones prácticas a las rutas escolares, a los centros educativos y a los centros sanitarios», repartidos por la provincia.

El trabajo de todos estos medios se visibilizó este jueves pero lo cierto es que ya se ha puesto en marcha días atrás, «desde el lunes», explicó García, que fue cuando la nieve empezó a dificultar la conducción.

Por supuesto tuvo el presidente de la Diputación palabras de agradecimiento para las dos empresas de conservación de carreteras con las que cuentan en la institución.

Por su parte el delegado territorial, José Francisco Hernández Herrero, también dio a conocer los medios al servicio de las carreteras de su titularidad en Ávila, si bien él también destacó la necesaria colaboración entre administraciones, empresas e instituciones.

Este plan de vialidad «nace con una vocación clara de prevención, actuación integral, asistencia y protección ciudadana». En cualquier caso afirmó que dado que ya se ha puesto en marcha en jornadas anteriores se ha podido comprobar «que estamos preparados». 

 Al servicio del plan tienen más de 145 efectivos, 12 almacenes o silos, 16 quitanieves, siete autobombas y un centro de mando para poder dar servicio. La actuación solo tiene un fin, garantizar el desplazamiento de manera segura, «desplazamientos que en ocasiones son fundamentales inclusive para las vidas humanas». 

Acceso a centros sanitarios. De ahí que tuviera clara la importancia de garantizar los accesos a los centros sanitarios, máxime porque estamos en periodo de vacunación, así que no es sólo por tema de urgencias. Se busca en todo momento, decía «la normalidad dentro de lo extraordinario que suponen las nevadas» y ahí juegan un papel importante los voluntarios que en Ávila suman los 600 ( 24 agrupaciones municipales de voluntarios de Protección Civil y 2 asociaciones de Protección Civil con 595 voluntarios en la provincia abulense).

Una vez presentada una muestra del operativo, el delegado rogaba a la población «su colaboración y su comprensión» porque «no podemos recoger  la nieve según cae», requiere, manifestó, un tiempo de actuación pues para que los fundentes tengan su efecto necesitan eso: tiempo. Además animó encarecidamente a consultar el 1-1-2 con los consejos y recomendaciones que puntualmente se 'cuelgan' antes de ponerse en carretera. Ahí tendrán los mensajes de alerta o prealerta pertinentes. La Junta puede incorporar a sus medios vehículos a mayores y además anunciaba que están en proceso de digitalización, de sensorización, de los silos para saber en todo momento las reservas que quedan en cada uno para una mejor gestión.

Quiso agradecer a todos los miembros del operativo su trabajo pero lo personalizó en uno de ellos, en José Antonio, uno de los trabajadores del Servicio Territorial de Medio Ambiente y la persona que esta semana sufría un accidente de carretera con una autobomba y que se recupera «afortunadamente de las heridas sufridas sin mayor incidencia, con molestias en el oído, en el hombro y en el ojo». Para él y todos los demás, «el agradecimiento a la profesionalidad y la entrega».