Una limpieza más que justificada

I.Camarero Jiménez
-

Voluntarios de Cruz Roja, SeoBirdlife, Ecoembes y Obila realizaron esta acción en El Burguillo, enmarcada dentro del proyecto Libera

Una limpieza más que justificada

Sábado de noviembre, lluvioso para empezar y desapacible, pero que poco a poco fue mutando y acabó brindando un día espléndido en el entorno de El Barraco. ¡Mejor imposible! Y es que a las 10 horas estaba prevista una limpieza de residuos en el entorno del ya por sí húmedo pantano de El Burguillo. Estaba claro que la zona lo necesitaba pues se recogieron en cuatro horas casi 740 kilos de basura o lo que es lo mismo 185 kilos de media en una hora. 

De tirar del carro y reparar lo que otros habían ensuciado se encargaron un buen grupo de voluntarios, una treintena repartidos en pequeños grupos de no más de seis y como mandan los cánones y las restricciones de la covid-19. Esta limpieza de ‘basuraleza’ se enmarca en el proyecto Libera, una alianza a varias bandas que ha implicado a Cruz Roja que aportó a la causa voluntarios de Ávila, El Barraco, Cebreros y Sotillo y, con ellos, otros actores que son Ecoembes y SeoBird Life, todo con el fin demejorar el entorno de zonas naturales. Además el voluntariado de Cruz Roja no estuvo solo ya que se acompañó de varias personas del Óbila Club de Basket, que se han unido a esta actividad a través de su iniciativa Compromiso Óbila. En este caso además los que ayudaron en la recogida fueron cinco miembros de la directiva dado que el club tenía compromiso deportivo.

La acción desde luego no podía estar más justificada y es que el verano ha hecho estragos en el pantano abulense, tal y como explicaba la presidenta de Cruz Roja en Ávila, Mercedes Martínez. El pantano de San Juan en Madrid se cerró este verano y fueron muchos los que recurrieron al embalse de El Burguillo. Visitantes nuevos y antiguos, dejaron impronta de su paso por el pantano en forma de «plásticos, sombrillas, toallitas, botellas, restos de vehículos, como limpiaparabrisas, vidrio, y hasta un dron», contaba la presidenta que habían recogido en unas tareas que no son nuevas para ellos. Es la quinta colaboración en el Proyecto Libera. «En El Burguillo hemos estado en dos ocasiones y hemos ayudado en la señalización de rutas en el Valle de Iruelas» también «hemos hecho charlas de concienciación» y la próxima actuación les llevará en diciembre al Tiétar. El balance no puede ser mejor «estoy muy satisfecha», decía y aseguraba que su ilusión es llegar a parajes, a zonas medioambientales de todos los municipios en los que hay asamblea de Cruz Roja. Está visto que limpiezas nunca sobran, todo lo contrario, y a razón de 740 kilos de basura pues... Juzguen ustedes.

Una limpieza más que justificada
Una limpieza más que justificada