CCOO dice que Ávila puede perder 120 trabajadores en Correos

J.M.M.
-

El sindicato muestra su rechazo a las propuestas de la AIReF que, a su juicio, llevaría al cierre de dos tercios de las oficinas

CCOO dice que Ávila puede perder 120 trabajadores en Correos - Foto: Belén González

Comisiones Obreras, sindicato mayoritario en Correos y del Sector Postal, ha reiterado su más contundente rechazo ante las propuestas de la AIReF (Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal) que en su informe sobre Correos mantiene «sus recetas de suprimir miles de oficinas, eliminar el reparto de correspondencia, suprimir servicios incluidos en el Servicio Postal Universal y despedir a la mayor parte de su plantilla». El sindicato ha calificado estas medidas de «propuestas letales» para un servicio público que, según precisan, es «prestado con eficiencia a millones de ciudadanos y ciudadanas, decenas de miles de empresas y buena parte de las Administraciones». 
En este sentido, desde CCOO apuntan que de llevarse a cabo en la provincia de Ávila, el recorte supondrá el despido de 120 trabajadores (dos tercios de la plantilla) y el cierre también de dos tercios de las Oficinas. De igual modo, insisten en que «algunas de las localidades más grandes, y todas las de menor población, verían suspendida su atención a los ciudadanos y empresas, que se verían obligados a desplazarse decenas de kilómetros para acceder a los servicios de Correos, como recoger un paquete o una citación médica, pagar facturas, enviar documentos o tramitar un burofax».   
CCOO ha denunciado que el informe, filtrado por diferentes medios de comunicación desde hace dos meses, realiza «una lectura sesgada de los datos disponibles, omitiendo cifras clave y realizando una interpretación más que interesada de las presentadas»
De llevarse a término, insisten desde CCOO, las propuestas del informe de la AIReF supondrían que millones de ciudadanos y empresas, en el ámbito urbano pero sobre todo en el rural, «quedarían desatendidos o mal atendidos porque dejarían de recibir correo a diario para hacerlo una, dos o tres veces por semana (notificaciones, citaciones médicas, paquetería, cualquier tipo de documentos), supondría igualmente el cierre de dos tercios de las oficinas de Correos (1.600 de sus actuales 2.400 oficinas), y el despido de 30.000 trabajadores y trabajadoras en toda España. A su vez, recalcan que «las consecuencias de estas medidas, graves para el conjunto del país, serían funestas para la ‘España vaciada’, necesitada de una red e infraestructura imprescindible para acceder al resto de las Administraciones y servicios públicos y para contar con infraestructuras que permitan el desarrollo económico y empresarial de miles de empresas que cuentan con los servicios de Correos como elemento básico de su actividad».