Si la solidaridad tuviera cifras...

B.M
-

6.900 batas, 3.300 mascarillas para adulto o 3.000 gorros sanitarios son solo algunos ejemplos de la ayuda prestada desde El Barraco

Si la solidaridad tuviera cifras...

Si algo define una acción solidaria y altruista es que no se puede medir. Es aquella que nace por el único interés de ayudar a los demás, de dar lo mejor que se tiene para aquellos que lo necesitan. Sin embargo, también es cierto que en la actual crisis sanitaria las cifras parece ser que es lo que han contado. Las de aquellos que ya no están con nosotros, los que se han curado, el número de equipos de protección... y es aquí donde quizá no está de más tomar cierta medida a toda la solidaridad que ha desplegado El Barracao y que ha sido recibida por tanta gente.
Así que si hay que poner números, los de El Barraco serían los de la confección de 6.900 batas sanitarias, 2.900 batas cortadas para coser en otros pueblos, 3.300 mascarillas para adulto, 1.200 mascarillas infantiles y 3.000 gorros sanitarios.
Esto es solo el resultado del trabajo que se ha realizado y que recuerda la concejala Piedad Arias, quien explica que la idea surgió desde el Ayuntamiento ante la posible necesidad de mascarillas para todos sus vecinos y, en vista de la dificultad para conseguirlas, se decidió confeccionarlas. 
Para ello, de la mano de la misma Arias, se organizó un grupo de 65 personas, «voluntarios del pueblo que, con el afán de ayudar, se prestaron a coser», y que pudieron contar con el respaldo dle Ayuntamiento con los gastos de material hasta «que desde la Seguridad Social se pusieron en contacto con el Consistorio pidiendo ayuda para confeccionar material sanitario como batas y gorros». Ahí fue cuando surgió la ayuda económica del Club Rotary de Ávila, que facilitó unos números de cuenta para recaudar fondos y adquirir tela TST, apropiada para la confección. 
Esto ha supuesto «días de mucho trabajo y en momentos complicados de movilidad puesto que cada vecino cosía en sus casas y tenían que hacerles llegar el trabajo con todas las medidas sanitarias que se requerían, pero la buena coordinación ha hecho que este reto haya sido todo un éxito», explica la representante municipal, que también recalca «la entrega de los voluntarios y voluntarias que han formado este grupo solidario entre los que se encuentran todos los peleteros de El Barraco, quienes han puesto sus talleres y su profesionalidad a disposición de esta gran iniciativa. Para muchos de estos costureros ha sido una terapia, sentirse útiles y a la vez estar entretenidos en esos días tan difíciles.
Por ello en El Barraco, con su Ayuntamiento a la cabeza, están muy satisfechos con el trabajo realizado y tienen la sonrisa que les deja haber recibido fotografías dándoles las gracias desde sanitarios a los que les llegaba el material confeccionado, tanto desde la Seguridad Social, como de residencias o centros de salud.