Asesoramiento legal para personas mayores en soledad

Redaccion@diariodeavila.es
-

El Ayuntamiento de Ávila ofrece asesoramiento a las personas mayores que han quedado solas durante la pandemia

Asesoramiento legal para personas mayores en soledad

El Ayuntamiento de Ávila ha decidido poner en marcha, dentro del marco del Plan Municipal de Mayores, un servicio de asesoramiento jurídico y legal destinado a solucionar las dudas más inmediatas de aquellas personas mayores que se han quedado solas y han perdido a familiares durante la pandemia del COVID-19.
Un servicio que se desarrollará a través del equipo técnico del Área de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Ávila y que surge tras la detección de personas en situación de duelo, por la pérdida de familiares en este periodo de crisis, con la necesidad de abordar y resolver dudas legales y jurídicas de manera inmediata. Como explica el Ayuntamiento a través de un comunicado, «al dolor de la pérdida se suman emociones como la angustia y la ansiedad de no saber hacer frente a la tramitación de gestiones legales» a las que antes no se veían obligadas a enfrentarse, razón que ha motivado la puesta en marcha  de un servicio que les ofrecerá una respuesta rápida a sus inquietudes.
Las personas que necesiten estos servicios pueden ponerse en contacto con el Área de Servicios Sociales a través del teléfono 920 350 000 y las extensiones 730-732.
Este servicio, que se pone en marcha mediante el equipo técnico del Centro de Mayores Jesús Jiménez Bustos, se desarrolla de manera complementaria a la Red Tejiendo Emociones que se está llevando a cabo también desde el consistorio abulense y que está permitiendo que se forme a usuarios en el acompañamiento telefónico para combatir el aislamiento y la soledad emocional. De la misma forma el equipo técnico está realizando labores de apoyo y asesoramiento psicológico con mayores con soledad emocional. A través de esta red se logra, en este sentido, apoyo social y emotivo, pero también se trabaja en el empoderamiento de las personas mayores, se fomentan los intercambios grupales, la solidaridad y se ofrece apoyo psicológico. Estas llamadas telefónicas detectan necesidades emocionales de los implicados y, si llega el caso, se procede a la intervención del equipo de psicólogos.