La recaudación tributaria se hundió en abril

M.E
-

La Agencia Tributaria ingresó poco más de 5 millones por impuestos de la provincia de Ávila en abril, frente a los casi 20 de un año atrás. El IRPF y el IVA fueron los más afectados

La recaudación tributaria se hundió en abril - Foto: Isabel García

La parálisis económica, con miles de trabajadores incluidos en Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), el menor consumo por el confinamiento y por el cierre de actividades de comercio y hostelería y las medidas adoptadas por el Gobierno para el aplazamiento del pago de impuestos fueron factores determinantes que condujeron a un hundimiento de la recaudación tributaria en la provincia de Ávila en el mes de abril.
Según los datos publicados por la Agencia Tributaria, el organismo obtuvo durante el cuarto mes del año de la provincia de Ávila poco más de 5 millones de euros en impuestos, casi 15 menos que los registrados en el mismo periodo de 2019, cuando el montante ascendió a 19,7 millones de euros. La comparativa deja un descenso porcentual del 74,4% en Ávila. La tendencia fue similar en el conjunto de Castilla y León, aunque el desplome fue ligeramente más acusado en la provincia de Ávila, no en vano la caída regional se quedó en el 58,3%, pasando de los 334,66 millones del mes de abril del año pasado a los 239,4 meses del actual. El de Ávila fue, de hecho, el mayor descenso de la región.
 En el acumulado del año también se registra un descenso en cuanto a los ingresos recibidos vía impuestos, si bien esta caída  fue mucho más moderada en Ávila. Se queda en el 21,1%, al pasar de los 58,3 millones ingresados en los primeros cuatro meses de 2019 a los 46 de este año, según la misma fuente. Con todo, fue una de las bajadas más pronunciadas de toda la comunidad, que de media presenta un descenso del 14% en la recaudación tributaria de enero a abril, al pasar de los 1.600 millones recaudados a poco más de 1.300. Todas las provincias saldan este cuatrimestre en negativo, con Palencia a la cabeza en cuanto al descenso más pronunciado y con Burgos como la provincia que registra  una caída más moderada.