El Colectivo Azálvaro alaba las medidas de Iberdrola para proteger las aves

diariodeavila.es
-

El  Colectivo Azálvaro ha alabado las medidas correctoras llevadas a cabo por Iberdrola para eliminar las colisiones y electrocuciones de las aves en la línea eléctrica que abastece de energía al Centro de Tratamiento de Residuos (CTR) propiedad del Consorcio Provincial Zona Norte de Ávila. Desde hace algunos años, miembros y voluntarios de dicho Colectivo han detectado un gran número de aves muertas en dicha zona, considerada ZEPA (Zona Especial de Protección de las Aves) entre Campo Azálvaro y Pinares de Pegueritos. Estas indagaciones se deben a las campañas de vigilancia ambiental que el Colectivo Azálvaro desarrolla anualmente «para dar a conocer e intentar dar solución a peligros a los que se enfrenta la avifauna», según la nota de prensa.
Los trabajos de corrección y las medidas protectoras se han completado en toda la línea eléctrica tras pasar por un proceso de reclamación por parte del colectivo. La entidad protectora puso en marcha denuncias al Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil y a la guardería medioambiental de la Junta de Castilla y León, lo que junto a continuadas llamadas a la compañía eléctrica Iberdrola logró que hace unas semanas los operarios comenzaran una nueva fase en la ejecución de las actuaciones de todos los tendidos y apoyos, considerados de peligro muy alto para las aves.
La línea eléctrica que suministraba energía al CTR se había convertido en un punto negro para aves como buitres y cigüeñas entre otras especies, que en su vuelo en dirección al vertedero morían electrocutadas en apoyos o tendidos, lo que provocaba una alta mortalidad entre especies con ya de por sí muchos problemas de conservación.
El Colectivo Azálvaro no se da por satisfecho, y en la nota de prensa añade que  «a las muertes producidas en la línea de alta tensión del CTR hay que añadir las que enferman y mueren por ingestión de productos tóxicos y nocivos arrojados en la basura del vertedero. Queremos hacer un llamamiento, al Consorcio Provincial Zona Norte de Ávila, para que al igual que ha hecho la compañía Iberdrola se comprometan con la conservación de la biodiversidad, e inicien la ejecución de medidas protectoras y correctoras para evitar o minimizar las afecciones sobre los valores naturales existentes. La información recogida en nuestras campañas de vigilancia ponen en evidencia que el Centro de Tratamiento de Residuos Ávila-Norte es un sumidero de mortalidad para las aves».