La industria alimentaria sólo emplea al 5% de los abulenses

M.R
-
La industria alimentaria sólo emplea al 5% de los abulenses - Foto: [[[David Castro; David Castro]]; David Castro]; Da

En Ávila, un 86% de las que se dedican a este sector son microempresas, lo que coloca a nuestra provincia en la zona baja del ranking regional de empleabilidad, solamente mejor que Soria

Poco más del cinco por ciento de los trabajadores abulenses tienen su empleo en la industria alimentaria (un 5,20% exactamente), lo que sitúa a la provincia de Ávila a la cola de Castilla y León, donde solamente en Soria ese sector está peor posicionado que en Ávila como generador de oportunidades de trabajo (4,86%). La escasa empleabilidad que hasta ahora ofrece este sector en territorio abulense es el reflejo del poco peso que representa la industria alimentaria en la economía abulense, donde solamente 170 empresas se dedicaban a ámbitos relacionados con la alimentación a fecha de marzo de 2019, dos empresas menos que un año atrás. Así lo revela el informe del Observatorio Agroalimentario de Castilla y León elaborado por el Colegio de Economistas de Valladolid, según el cual en Ávila este tipo de empresas representan el 8% del tejido empresarial de la provincia. También resulta muy revelador a la hora de comprobar la importancia de la industria alimentaria de la provincia de Ávila es el tamaño de los locales en los que desarrollan su actividad las empresas de este sector. Según esa variable, un 86% son microempresas y en casi un 11% de los casos se trata de pequeñas empresas, mientras que las medianas y grandes no alcanzan ni el 4%.

Prueba de que estas últimas escasean en el tejido empresarial abulense es que Ávila solo aporta tres compañías al ranking de las principales empresas agroalimentarias de Castilla y León. Se trata de Harinera Villafranquina, Carnes Naturcasa (cuya actividad está vinculada a la del matadero de Ávila), así como Isidoro Blázquez (fábrica de jamones y embutidos cuya sede social está en Crespos). Eso sí, la fábrica de harinas radicada en Arévalo supera con creces a las otras dos tanto en facturación como en número de empleados. Frente a los 104 millones de euros que factura y las 109 personas que emplea están los poco más de 23 millones de euros de facturación tanto de Carnes Naturcasa como de Jamones Blázquez, empleando a ocho y a 29 personas, respectivamente.

En el caso concreto de las que se dedican a la fabricación de bebidas (vinos, cervezas, agua, ...) el número de microempresas es aún mayor, llegando casi al 95%, mientras que las pequeñas suponen el 5,5%. De hecho, no existen medianas y grandes empresas dedicadas a esta actividad, de ahí que sólo el 1,22% de los trabajadores de la provincia de Ávila tengan su empleo en este tipo de fábricas, según revela el citado informe.

Como resultado de todo ello, Ávila y Soria son las provincias de Castilla y León con menos empresas dedicadas a la exportación de alimentos, con 53 y 56 empresas, respectivamente. Además, también el valor de las exportaciones de ese tipo de productos realizadas desde Ávila ha disminuido en los últimos años. Si en 2015 se exportaron desde aquí productos de alimentación por valor de 59 millones de euros, en 2018 esa cifra bajó hasta los 33,4 millones. Solo entre 2017 y 2018 el valor de las exportaciones abulenses de ese tipo de productos mermó un 6%, mientras que en el conjunto de Castilla y León subió un 7,33%.