El blindaje contra imitaciones chinas da seguridad a las DO

P. Velasco
-

Los consejos de Bierzo, Toro, Ribera del Duero, Rueda y Guijuelo valoran el acuerdo de la UE con el país asiático, aunque reconocen que les gustaría estar entre las primeras en ser reconocidas como Rioja

Turistas chinos visitan una bodega de la localidad soriana de San Esteban de Gormaz para conocer cómo se elabora el vino desde su origen. - Foto: Eugenio Gutiérrez Martínez

No es fácil plagiar un caldo castellano y leonés o conseguir copiar el sabor de un jamón de Guijuelo, pero en los próximos meses que alguien quiera apropiarse de las características o el nombre de estos productos estará protegido por ley en el caso de China. El acuerdo bilateral entre la Comisión Europea y este país asiático para proteger a denominaciones de origen e indicaciones geográficas europeas en China ha sido acogido de forma muy positiva por los consejos reguladores de Bierzo, Toro, Ribera del Duero, Rueda y Guijuelo, que aparecen entre los elegidos por la UE para ser incluidos en dicho acuerdo a partir de 2024, aunque lamentan que en su caso tenga que esperar hasta esa fecha para una protección total y no puedan ir «a la misma velocidad» que otras zonas como Rioja, donde entrará en vigor probablemente a finales de 2020.
Desde el Consejo Regulador de la Ribera del Duero, su secretario general, Alfonso Sánchez, aludió a la importancia de este tipo de acuerdos, no solo para protegerse en China, sino en otros países donde exportan sus vinos. «Nosotros venimos defendiendo nuestra marca en multitud de países. De hecho, cada vez aportamos más dinero a la defensa de nuestro nombre, porque lógicamente cuanto más conocido eres, ese capítulo lo tienes que incrementar», aseguró.
Esta denominación de origen, la que un mayor volumen de vino exporta al país asiático de Castilla y León, cuenta con un servicio de vigilancia mundial de la marca en el que «salta» la alarma inmediatamente si se presenta alguna imitación. «En China solo hemos tenido dos casos en los últimos años y en otros países también hemos detectado», añadió Sánchez, que matizó que acuerdos como el alcanzado con China «siempre interesan».
Desde la DO Toro, la segunda en volumen de ventas en el país asiático, valoraron este avance en la protección de las marcas, ya que se trata de «un reconocimiento a la existencia de este producto, al origen y a unas características propias que defienden una denominación». Su gerente, Rubén Gil, añadió que de esta forma se tiene «una defensa» para evitar tener que estar pendientes «cada uno a título particular» de ello. «Es mejor estar protegidos y no ir por libre, y depender de que haya oportunistas que intenten copar mercado antes de que llegues», aclaró.
«Es fundamental la protección de tu marca porque no hay un reconocimiento previo de lo que son las denominaciones geográficas protegidas que hay en Europa y es un modelo que a veces cuesta explicarlo», matizó el director general del Consejo Regulador de Rueda, Santiago Mora, que agregó que «todo lo que se avance en esa protección de alguna forma es una garantía para que todos los trabajos que se puedan hacer cuenten con el respaldo de la autoridades locales a la hora de proteger y defender la marca y las posibles copias que puede haber en el mercado».
El jamón de Guijuelo será otro de los beneficiados por este acuerdo y desde su consejo regulador animaron a las administraciones a seguir en esta línea y que el consumidor cuando adquiera un producto con determinadas características tenga garantías de que cumple con la calidad. «Lo positivo es que se protege todo el jamón ibérico», aseguraron desde Guijuelo, que recuerdan que ya disponen de este tipo de acuerdos en lugares como Canadá.
«En el segundo furgón»

Una de las quejas que sí han trasladado todos los consejos reguladores es que Castilla y León aparezca en el segundo listado de las denominaciones que se beneficiarán de esta protección y que, en su caso, no entrará en vigor hasta 2024. «Nos hubiera gustado estar entre las cien primeras y no en el segundo furgón del tren, pero bueno mejor el segundo que el tercero. Pero nos hubiera gustado ir a la misma velocidad que Jerez o Rioja», indicó Rubén Gil.
Una opinión compartida desde Bierzo, Rueda, Ribera del Duero o Guijuelo, aunque Alfonso Sánchez puntualizó que aunque no se disponga de una protección completa hasta 2024, el acuerdo sí garantiza un «mínimo» que es más de lo que disponen en la actualidad las denominaciones de la Comunidad.