scorecardresearch

Un obispo "políticamente incorrecto" pide ayuda para la UCAV

B.M
-

El obispo, en el acto de apertura de curso de la universidad, recuerda su aporte social y necesidades. La rectora habla de un momento de «consolidación y crecimiento», en especial en ciencias de la salud

Un obispo políticamente incorrecto pide ayuda para la UCAV

La Universidad Católica de Ávila (UCAV) abrió su curso académico con una mezcla de reivindicación y de mirada al futuro en el año que cumple sus bodas de plata.

Esa parte más reivindicativa llegó a través del obispo de Ávila y gran canciller de la universidad, José María Gil Tamayo, que cerró el acto pidiendo que le permitieran ser «antisistema» y «políticamente incorrecto» para dejar claro que «esta universidad necesita ayuda». No se trata de que quienes dirigen universidades privadas sean «héroes», que «no lo son», sino que vivimos de «una herencia demasiado estatalista» donde no hay que ver la universidad privada (en el acto se contó con varios representantes de estos centros, a quienes se dirigió directamente) como algo que hay que permitir, aunque sí regularla, sino como depositaria de la ayuda para fortalecer a la sociedad civil. Recordó que la universidad, y ahí se sitúa el mundo de la Iglesia, está en todas partes del mundo pero «necesitamos ayuda» porque la universidad privada es «tan importante» como otros sectores y afecta al desarrollo. No en vano habló de una iniciativa privada pero «social porque es sin ánimo de lucro». Por ello insistió en que «no queremos estar a la cola presupuestaria, al menos que nos toque la propina» porque están en la «extenuación».

Ya con anterioridad la rectora de la UCAV, María del Rosario Sáez Yuguero, había hablado de que son «cautivos» de la burocracia de las administraciones y agencias de calidad aunque es cierto que su discurso estuvo más relacionado en recordar los 25 años de historia de la universidad y, sobre todo, mirar al futuro» tras haber cumplido sus bodas de plata.

La rectora tuvo palabras de gratitud para quienes les han acompañado en este tiempo, hablando especialmente de la revitalización que llegó en 2007 con Lydia Jiménez, presidenta de las Cruzadas de Santa María, y a Jesús García Burillo, que confió en la gestión de la UCAV a las Cruzadas para acometer una nueva etapa. Y también a Antonio Cañizares, en su momento obispo de Ávila que impulsó la creación de la universidad.

«25 años no es un periodo muy largo para una universidad, pero sí suficientemente amplio para estar en un momento de consolidación, de crecimiento, y creo que de una repercusión importante en Ávila. Esta ciudad no sería igual hoy sin la Universidad Católica de Ávila», aseguró Sáez Yuguero. La rectora repasó también algunos datos que dan significado a lo que es la universidad, con más de 4.500 alumnos en titulaciones oficiales de grado y máster universitario y otros 1.500 en títulos propios dentro de una oferta académica formada por  17 grados y 17 másteres universitarios, una plantilla de más de 300 personas, que con los colaboradores externos alcanzarían un total de casi 800 personas conformando la plantilla docente y de personal de administración y servicios de la UCAV. En total, cerca de 15.000 alumnos han pasado por las aulas de la UCAV durante estos 25 años.

Pero también quiso mirar al futuro y por ello se refirió a ese posible crecimiento, especialmente relacionado con ciencias de la salud (farmacia y medicina) pero también trabajando para ser una universidad que crezca en calidad, investigación y formación y acreditación del profesorado, siempre sin olvidar todo el trabajo, que es dinámico, de transformación digital, y lo que forma parte de su identidad, ser una universidad católica que apuesta por la formación integral de los alumnos en los valores humanos y cristianos.

Todo ello lo hace teniendo en cuenta que se autofinancian y lo que supone eso a la hora «de competir con otras universidades».

El curso 2021/22 que acaba de comenzar lo hace con la implantación de cuatro nuevas titulaciones universitarias oficiales como son el Grado en Políticas de la Seguridad y Control de la Criminalidad, el Grado en Filosofía con la Universidad Abat Oliva CEU de Barcelona, el Máster Universitario en Dirección y Gestión de Instituciones Educativas, el Máster Universitario en Gestión y Liderazgo de Servicios de Salud, además del Máster en Cuidados Paliativos y dos menciones nuevas en Educación Musical y Artes Plásticas para el Grado en Educación Primaria.

Son novedades de un curso que en su acto inaugural contó con una amplia presencia de representantes de otras universidades, políticos, representantes de instituciones y de la vida social, educativa y de las fuerzas y cuerpos de seguridad.