Sanidad anuncia una inversión de 12 millones en un plan de choque para reducir las listas de espera quirúrgica

Ical
-
Sanidad anuncia una inversión de 12 millones en un plan de choque para reducir las listas de espera quirúrgica

El número de pacientes pendientes de operarse se incrementa en el primer trimestre del presente año un 6,9% hasta 39.384 y la demora media un 14,4 por ciento hasta 111 días

 

La Consejería de Sanidad destinará 12 millones para intentar frenar el «preocupante» incremento de las listas de espera quirúrgica, con un 6,9 por ciento más de pacientes en ellas en el primer trimestre del año respecto al último de 2012 hasta situarse en 39.384 personas (2.542 más que a cierre del año pasado), mientras que la demora media se elevó un 14,4 por ciento hasta 111 días.
 
 El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez, explicó que ese aumento de la espera para ser operado se debió a la supresión de la autoconcertación (las horas extraordinarias de los facultativos de Sacyl conocidas como ‘peonadas’) y a la importante reducción de las derivaciones de intervenciones a la Sanidad privada vía conciertos, dos medidas aprobadas el año pasado por su departamento para ahorrar costes, y que sólo han podido ser compensadas en un 40 por ciento por el incremento de la jornada laboral y por otras medidas de eficiencia en la gestión puestas en marcha al mismo tiempo.
 
Así, resaltó que en los últimos tres meses ha aumentado un diez por ciento el número de operaciones realizadas en centros públicos dentro de la jornada ordinaria respecto al primer trimestre del año pasado y que también han mejorado otros parámetros de esta área, como que se han elevado un 16,1 por ciento los quirófanos en funcionamiento y un 5,3 por ciento la cirugía mayor ambulatoria, y que se han reducido un 8,8 por ciento las operaciones suspendidas.
 
Sin embargo, el titular de Sanidad del Gobierno regional reconoció que estos datos no son suficientes y que, por eso, van a aplicar cinco tipos de medidas para reducir esas listas de espera que se financiarán con sus propios recursos: reforzamiento de las plantillas de los servicios quirúrgicos y de anestesia con la contratación de nuevos profesionales, reactivación de algunos conciertos con centros privados, mejora del rendimiento quirúrgico, creación en todos los hospitales de una comisión para evaluar la situación y adoptar medidas correctoras, y petición de propuestas a las sociedades científicas para el establecimiento de criterios de priorización de las listas en las patologías más relevantes.
 
‘Personalizado’. Sáez destacó que estas medidas no serán iguales para todos los hospitales, sino que se adaptarán a las peculiaridades de cada uno porque se encuentran en «situaciones distintas» ya que apuntó que, por ejemplo, en cuatro se redujo en el último trimestre la demora media y en otros tres disminuyó el número de pacientes en espera, mientras que en el Clínico Universitario de Valladolid y el Hospital del Bierzo acumularon el 70 por ciento del incremento de pacientes.
 
Así, apuntó que, «la tendencia» es que los centros más pequeños han sido «capaces de reducir las demoras y aumentar más su actividad», mientras que los más grandes tienen «más dificultades», en muchos casos porque son centro de referencia para diversas patología y porque atienden casos más complejos. Por ello, Saéz insistió en que «las soluciones deben ser distintas y adaptadas a cada hospital».
En general, en cada centro se va a crear una comisión con la participación de los responsables de los servicios quirúrgicos para evaluar la situación y adoptar mejoras. Asimismo, se quiere potenciar la mejora del rendimiento quirúrgico, para lo que se aplicarán medidas para incrementar la cirugía mayor ambulatoria, reducir la variabilidad en cada tipo de intervención siguiendo criterios establecidos por las sociedades científicas, aumentar la utilización de los quirófanos (ahora el porcentaje varía de entre algo más del 60 por ciento en algunos hospitales a más del 80 por ciento en otros) y reducir las suspensiones de intervenciones.
 
Estimación. En tercer lugar, se reforzar las plantillas de los servicios quirúrgicos y de anestesia con la contratación, en principio temporal, de nuevos profesionales en las especialidades que se necesite, y se reactivarán «de manera selectiva» conciertos con centros privados «allí donde no se pueda llegar con los recursos públicos». Al respecto, Sáez explicó que estas dos opciones se aplicarán de forma diferente en función de las peculiaridades de cada hospital y que aún no han cerrado una estimación sobre cuántos contratos nuevos se realizarán y cuántas operaciones se derivarán a la privada.
 
Por último, el consejero explicó que están trabajando con las sociedades científicas para fijar unos criterios de priorización de los pacientes incluidos en las listas de espera para las patologías más prevalentes en función de criterios clínicos.
 
El titular del departamento de Sanidad del Ejecutivo autonómico explicó que el objetivo que se marcan es «recuperar las cifras de hace un año» y que Sacyl se mantenga en una demora media inferior a la del conjunto del Sistema Nacional de Salud, recordando que desde hace algunos meses la mayoría de las comunidades autónomas no facilitan sus datos de listas de espera quirúrgicas.