Un carro de la compra cargado de generosidad

I.Camarero Jiménez
-

La campaña de recogida de alimentos promovida por el Ayuntamiento barcense y secundada por el comercio culmina con gran éxito

Un carro de la compra cargado de generosidad

i. camarero jiménez / ávila
La solidaridad es urgente y necesaria en muchos rincones de España, por no decir en todos, la pandemia ha destapado la necesidad de muchos pero también la buena voluntad de otros tantos y por doquier nacen las iniciativas solidarias, ya sean de particulares, institucionales, ONGs o una mezcla de todas aprovechando sinergias. 
En El Barco de Ávila desde luego no han sido menos y a primeros de mayo nacía una iniciativa de recogida de alimentos para la gente necesitada de la zona que ahora de algún modo llega a su fin y han querido hacer balance. A través de las redes sociales, la Corporación municipal que puso en marcha el proyecto ‘Carro solidario’ agradecía los gestos y repasaba lo recaudado, todo un éxito, sin lugar a dudas.
Fue la Concejalía de Asuntos Sociales, Igualdad y Personas Mayores la que lo impulsó con el respaldo unánime de todos los grupos, con la colaboración de los comercios y contando con Cáritas y el CEAS de El Barco de Ávila para que procediera al reparto que tenía como objetivo «atender las necesidades básicas de la población más vulnerable y que más sufre las consecuencias de la crisis económica y social provocada por el coronavirus» y que lógicamente no son pocos.
La campaña se iniciaba bajo el lema de que «ahora más que nunca necesitamos de tu solidaridad» y «Dona alimentos, dona solidaridad». Para colaborar bastaba con que los interesadosdepositaras en dichos carros solidarios los alimentos de primera necesidad y los productos de higiene personal que desearan aportar. 
Los carros estaban situados en los establecimientos y desde allí los llevaban hasta la casa parroquial, donde está el Banco de Alimentos.
Pues bien, pasado un tiempo prudencial, la Corporación de la que partió la idea ha querido agradecer una magnífica respuesta: sin duda la generosidad y la solidaridad de los barcenses la ha ‘condenado’ al éxito.
Los datos hablan por sí solos. En una comunicación vía redes sociales a los vecinos les cuantifican sus donaciones:70 litros de aceite y leche, más de 200 kilogramos de arroz, harina y azúcar, 45 paquetes de galletas, más de 20 kilogramos de Cola-cao, además de productos de conservas, tomate frito, atún, etc.  Y junto a ello los imprescindibles productos de droguería (geles, champú, higiene femenina, papel higiénico etcétera) en cantidades importantes. Todos lo cedido obra ya en manos de Cáritas, explican.
Y en cualquier caso agradecen enormemente la respuesta «en nombre de todas las personas que se están beneficiando de vuestra generosidad». 
Ahora, entregas a cáritas. Por supuesto las gracias van también para todos los establecimientos que han colaborado y a aquellos que, estando fuera, han enviado dinero para colaborar y comprar en su nombre productos para donar. 
La campaña como tal llega a su fin pero a partir de mañana viernes las donaciones las se pueden hacer  directamente en Cáritas. 
Prometen además que desde el Ayuntamiento de El Barco de Ávila van a seguir «trabajando, buscando y poniendo en marcha cuantas medidas sean necesarias para minimizar el impacto social y económico de esta situación» marcada por el virus.