Exposición forjada en la amistad y el amor al arte

E.Carretero
-

Los jóvenes abulenses David Hernández, Diego Lázaro y Adrián Sánchez y el extremeño Jesús Zafra protagonizan la muestra que hasta el 9 de febrero se puede ver en Los Verdugo

Exposición forjada en la amistad y el amor al arte

Son jóvenes, amigos y entienden el arte de una forma muy parecida aunque cada uno lo interpreta a su manera. David Hernández, Diego Lázaro, Adrián Sánchez y Jesús Zafra, tres abulenses y un extremeño ‘adoptado’ por esta tierra, son los  protagonistas de la exposición colectiva que estos días y hasta el 9 de febrero acoge el claustro del Palacio Los Verdugo.
Escultura, y también pintura, se pueden ver en esta exposición compuesta por una veintena de obras de diversa temática, estilo y materiales, tal y como explicó Sonsoles Prieto, teniente de alcalde del Ayuntamiento de Ávila, durante la inauguración de esta muestra «ecléctica y multidisciplinar».
La amistad y el haber compartido aula en la Escuela de Artes de Ávila son los nexos de unión de estos cuatro artistas «con un concepto bastante parecido de lo que es el arte» y con caminos bastante paralelos, como reconoció Adrián Sánchez.  
Madera, mármol, granito o tela son algunos de los materiales que estos cuatro artistas emplean para realizar su obra que en el caso de Jesús Zafra, el único del grupo que no es abulense, se centra en la escultura funeraria.  Becado varias veces por la Universidad Complutense y con varios premios y menciones en concursos nacionales, la obra de este joven extremeño se centra en el ámbito funerario y lo religioso como temática vertebradora de su hacer.
«Hemos decidido traer obras de distinta naturaleza y de distinto principio teórico, tanto del ámbito material como formal y del discurso que cuentan», señaló Zafra a la hora de hablar de esta muestra colectiva.
David Hernández, formado en Salamanca, en el taller de Miguel Romero, autor del astronauta de la Catedral, es ganador de varios premios tanto nacionales como internacionales, lo que le ha llevado a exponer su obra en Florencia (Italia). En esta muestra se centra en «el concepto de autorretrato desde una manera contemporánea y actual» y lo hace a través de varias esculturas y también de dibujos y pinturas que en este caso forman parte de un proceso artístico muy personal relacionado con una operación de mandíbula que él mismo sufrió hace algunos años.   
También numerosos premios atesora Adrián Sánchez, artista seleccionado en el 53 Premio Reina Sofía de Pintura y Escultura y cuya obra se puede encontrar en países como Francia, Italia o EEUU. En Los Verdugo muestra obras de la serie escultórica ‘Mil caras de Dulcinea’ que realizó con motivo del IV Centenario de la publicación de El Quijote. «Está formado por una misma forma en la que a través de materiales voy cambiando el color porque cada material y cada color tiene una significación y para conseguir piezas totalmente diferentes», explicó el artista.    
Por su parte, Diego Lázaro, el cuarto protagonista de esta muestra, centra su obra en la escultura de madera.