Arrimadas: o Galicia o nada

Agencias
-

La portavoz de Cs se muestra inflexible con el PPpara acudir unidos a las urnas tanto en el feudo de Feijoó como en el País Vasco y Cataluña

Arrimadas: o Galicia o nada - Foto: Ballesteros

Ciudadanos dio ayer una vuelta de tuerca a su propuesta electoral para Galicia, País Vasco y Cataluña al advertir al PP que o acepta la fórmula de la coalición para las tres comunidades o no hay acuerdo para presentar una candidatura unitaria, dejando claro que habrá papeleta naranja en las gallegas.
Un aviso dirigido directamente al presidente gallego, Alberto Núñez-Feijoó, opuesto a la fórmula Mejor Unidos, que podría perder la mayoría absoluta por un escaño o dos, según alegaron fuentes del partido naranja, por la dispersión del voto. Quieren así presionar a los populares a una semana de que haya que formalizar las coaliciones electorales y después de que el pasado martes el secretario general del grupo de Cs, José María Espejo-Saavedra, y el número dos del PP, Teodoro García Egea, iniciaran las primeras conversaciones para explorar un pacto.
Los naranjas criticaron al PP por excluir a Galicia del comunicado que se remitió a la prensa tras la reunión, cuando en ese encuentro en ningún momento se excluyó a la comunidad gallega, aunque tampoco, reconocieron, García Egea les aseguró que habría acuerdo para ese territorio.
Tan solo trasladó a Cs que hablarían con Feijoó, indicaron las mismas fuentes, que reconocen que el comunicado les dejó preocupados e insisten en que no saben qué quiere el PP.
Por eso, Ciudadanos exige «claridad» a los populares y que sobre la mesa ponga exactamente qué es lo que quiere para los tres territorios, pero a su vez avisan que ellos no contemplan otra cosa que no sea la fórmula de la coalición para las tres regiones.
Pidieron claridad, y Feijóo se la dio. «Si lo que se pretende Inés Arrimadas es buscar una notoriedad o levantar un partido que no está en su mejor momento, o buscar una discusión para que emerja... sería lo contrario de lo que Cs está anunciando», avisó ayer el político, que inmediatamente fue replicado por Arrimadas, que criticó el «egoísmo» del PP y lanzó una advertencia: «Está a un escaño de perder la mayoría». Por eso, o el pack completo o nada. 


Punto de no retorno

Así las cosas, no ha habido ningún avance desde la primera reunión del pasado martes entre García Egea y Espejo-Saavedra. Parece que el conservador no excluyó la posibilidad de que Feijóo ceda, pero el poder del barón es muy grande y no parece posible esta opción, sobre todo, tras sus dardos a los naranjas: «Si lo que se pretende es que votantes de Ciudadanos en masa voten al PP de Galicia con gente de Cs dentro pues oiga... estamos dispuestos a hablarlo. Yo no me atrevería a llegar a Cataluña y decir: ‘Oiga, Ciudadanos tiene que desaparecer’».
De esta forma, Feijóo tendía la mano de una forma muy peculiar: «Si queremos ayudarnos nos ayudaremos». No obstante, dejó claro que esta cooperación no pasa por diluir a los populares gallegos. Como mucho, estaría dispuesto a incluir a miembros de Ciudadanos en la lista del PP de Galicia, pero descartó de plano coaliciones que harían «desaparecer» las siglas del PP en los comicios. Esa opción ha sido descartada por los naranjas desde el inicio de una partida que Arrimadas llama Mejor Unidos y Pablo Casado España Suma.