Dimite en El Tiemblo el concejal Alberto López Langa

B.M
-

Asegura en una carta hecha pública que su compromiso era de un año y que, aunque puede haber cometido errores, cree «honestamente» que «los aciertos los superan por mucho»

Dimite en El Tiemblo el concejal Alberto López Langa

Alberto López Langa, concejal de Por Ávila, fuerza que lleva las riendas en el Ayuntamiento de El Tiemblo, ha presentado su dimisión, que además se ha hecho pública en las redes sociales a través de una extensa carta donde señala que su compromiso era para un año e insiste en que aunque pueda haber cometido errores, cree «honestamente» que los aciertos los superan.
Una dimisión que la alcaldesa, María del Mar Martín, respeta «como no podía ser de otra forma», aunque recuerda que se han enfrentado «a unos meses muy  complicados, en la política y en lo socioeconómico, por lo que agradece «el trabajo y la dedicación de Alberto, su compromiso con el proyecto y su lealtad tanto hacia la institución como hacia esta alcaldesa y a todo el equipo». Además deja claro que espera que le vaya muy bien en su nueva etapa.
Israel Díaz Prados será, a partir de ahora, concejal y responsable del área de Deportes y Turismo, lo que supone una reestructuración de las áreas del Ayuntamiento.
La dimisión será uno de los temas que se llevará al Pleno que se celebrará hoy en el auditorio de forma presencial pero a puerta cerrada y donde se tratarán también mociones de los grupos.
el escrito. En el escrito en el que explica su dimisión, el concejal asegura que «ha sido un año de legislatura convulso, ya que los resultados (de las elecciones) obligaban a un pacto de tres partidos de distintas sensibilidades, que luego se quedó en dos, dejando al equipo de gobierno en minoría», y que además se ha visto sacudido por la crisis sanitaria y económica de la Covid-19.
Pero, dice, ha sido un año «lleno de satisfacciones personales y colectivas» en el que cree que se ha podido avanzar «en una nueva forma de gestionar El Tiemblo». Insiste en que su compromiso con la candidatura encabezada por María del Mar Martín fue de un año, que ya se cumple, para colaborar en un arranque que sabían que iba a estar lleno de dificultades. Por ello da las gracias a todos los que le han apoyado y a quienes «entienden que los madrileños no sólo somos consumidores sino que también tenemos el derecho y el deber de formar parte de la vida pública de El Tiemblo». Su agradecimiento se hace extensivo a trabajadores del Ayuntamiento, compañeros de candidatura y de corporación «de los otros tres partidos, con los que he intentado, a pesar de las diferencias que tenemos, que esas diferencias no se convirtieran nunca en personales», además de a la alcaldesa porque sin ella «no habría habido proyecto de cambio». Y ello sin olvidar a su familia por la separación física que ha supuesto el cargo.
«He cometido errores, claro y se puede pensar que son imperdonables», admite, pero incide en que honestamente cree «que los aciertos los superan con mucho e inclinan claramente la balanza. Tengo la sensación de que durante este año de servicio público he cumplido con el mandato ciudadano».
Recuerda especialmente lo que ha supuesto la crisis del covid, a través de la cual ha trabajado desde el «confinamiento», con el correspondiente protagonismo a los temas sanitarios, de seguridad y sociales, aunque ahora sea el tema de la «reconstrucción económica». Y es en esta fase en la que cree que es «necesario que se renueve parcialmente el equipo» con una «persona con nuevas ideas, con nuevas fuerzas, con nuevas formas de hacer». Y es por eso, asegura, presenta su dimisión como concejal.