La Junta estudiará 10 destacados bienes de Ávila

B.M
-

Se trata de edificios, principalmente religiosos, que están en la capital y las localidades de Aldeavieja, Becedas, Cabezas del Villar, Candeleda y Cebreros

La Junta estudiará 10 destacados bienes de Ávila

La Junta de Castilla y León ha sacado a licitación los trabajos para realizar el diagnóstico de 99 monumentos y de sus elementos muebles y ornamentales en las nueve provincias de Castilla y León, que incluye diez de Ávila.
Esta recopilación de datos objetivos del estado de conservación de los inmuebles, de su entorno inmediato y de los bienes muebles que atesoran, servirá de base documental óptima para planificar actuaciones de intervención o propuestas de estudios específicos, que contribuyan a erradicar los factores de degradación y definan medidas específicas de mantenimiento y seguridad. Se incidirá especialmente en el conocimiento de aquellos objetos relevantes por sus valores artísticos, históricos o arquitectónicos y de aquellos puntos donde se aprecien patologías evidentes que ayuden a comprender las causas del deterioro.
Se trata, al menos en el caso de Ávila, principalmente de edificios religiosos, que se encuentran tanto en la capital como en la provincia. En la ciudad se incluye el convento de Santo Tomás, la ermita de San Martín, el monasterio de La Encarnación, el Matadero, la iglesia de los Santos Mártires y en la provincia, la ermita de Nuestra Señora del Cubillo de Aldeavieja, la iglesia de la Inmaculada Concepción de Becedas, la iglesia de San Juan Bautista de Cabezas del Villar, la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción de Candeleda y la iglesia de Santiago en Cebreros.
Los trabajos cuentan con un presupuesto general de 210.540 euros pero es cierto que se dividen en varios lotes. En el caso de Ávila forma parte de un conjunto en el que también están los bienes de Segovia y Valladolid, ascendiendo entre las tres provincias a un importe de 67.397 euros.
Sí que se indica que a Ávila le corresponden 290 horas en el apartado de elaboración y 115 en preparación, con 665 kilómetros que se tienen que recorrer.
En cuanto a la ejecución, está marcada en anualidades hasta el año 2022. Se marca un máximo de 18 meses con tres plazos parciales.
El ámbito del estudio abarcará el campo arquitectónico con recopilación de planimetrías y estudios e intervenciones realizadas, el diagnóstico del bien con propuesta de una intervención que solvente los problemas y la inserción de datos en el registros de patrimonio cultural, con un informe de propuestas de  intervención, por orden de prioridad y con valoración estimada. También se hará una relación de bienes muebles y ornamentales, también con recopilación sobre estudios y un diagnóstico.