En el deporte, como la vida, si quieres puedes

A.S.G.
-

Las IV Jornadas Espíritu Paralímpico, organizadas por Overcome, vuelven a poner de manifiesto el valor y el poder del deporte como herramienta de integración y superación

En el deporte, como la vida, si quieres puedes - Foto: David Castro

Son muchos los valores que acompañan al deporte y todos ellos quedaron plasmados en las IVJornadas de Espíritu Paralímpico que la Asociación Overcome volvió a poner en marcha este sábado. Unas jornadas para reivindicar que «no hay nada imposible» y mucho menos en el deporte, una herramienta de un enorme poder de integración. «El objetivo es dar a conocer su importancia en la integración» reflexionaba Álvaro Martín, uno de los responsables de una asociación que desde hace cuatro años se ha ‘empeñado’ en «dar visibilidad» a la capacidad de la actividad deportiva en la integración de las personas con discapacidad.
Un camino en el toca enseñar y aprender a todos.Empezando por la propia sociedad y pasando por las administraciones, con la necesaria adaptación de las instalaciones deportivas. No hay que olvidar a los propios afectados. «Son muchos los que no lo practican deporte por desconocimiento o por sobreproteccionismo» reseñaba. Porque la idea la jornada estaba clara. «Se puede practicar deporte, pero hay que saber con quién y cómo» analizaba en un claro mensaje en el que también incluía la necesaria implicación de los profesionales de este sector. «Tenemos que dar a conocer los recursos». A partir de ahí, arranca todo un mundo de posibilidades.    
Quedó en evidencia desde el primer momento en el Espacio Ávila 1.131, donde arrancaron las jornadas con tres ponencias y tres ponentes que llenaron la sala. «Cuando empezamos con las jornadas éramos 20» señalaba Álvaro con satisfacción en un espacio con más de un centenar de asistentes y apenas un espacio vacío. Porque la jornada contó con la participación de deportistas como el nadador Luis Huerta y su charla ‘Objetivo Tokio 2020’, la campeona del Mundo 2018 en parakarate, y a buen seguro medallista olímpica en Tokio 2020, como es Isabel Fernández con su exposición ‘El deporte como herramienta de superación’ o la experiencia de vida –‘Experiencia de una madre’– de Carmina Sáez, que no pudo estar acompañada por su hijo Alejandro González por estar compitiendo.
Una jornada que continuó por la tarde en la Ciudad Deportiva con talleres de deporte adaptado y una exhibición de Isabel Fernández para poner el broche de oro a una jornada de superación, de deporte, de integración. Un sábado que quiso ser «camino de aprendizaje» para todos con el objetivo de mostrar que en el deporte todos podemos ser «uno más».